Tierra de Campos se recompone tras un "vendaval desconocido"

Los efectos del vendaval y granizo quedan todavía en los pueblos de Tierra de Campos que sufrieron este miércoles el azote de "algo desconocido", según los testigos que no recuerdan nada parecido.

Villanueva de San Mancio fue el municipio más afectado. Este jueves, el pueblo era protagonista con presencia de medios de comunicación que querían captar los efectos del vendaval y el granizo. Fueron casi treinta minutos, una larga media hora que se llevó por delante "cosas impensables", como dicen los testigos.

 

"Las placas solares que hay a la entrada se levantaron. Incluso un camión acabó volcado por la fuerza del viento y un remolque que estaba en la carretera acabó fuera de ella", resalta Esperanza, Alguacil del municipio que todavía no salía de su asombro.

 

"Hubo muchos coches con cristales rotos y es que yo no he visto nada parecido. Eran auténticas piedras", añade.

 

Tamariz de Campos y Villafrechós fueron también otros de los pueblos afectados, aunque con menor intensidad. "En Villafrechos cayeron muchos árboles que cortaron la travesía del pueblo, y los árboles que hay también junto a la iglesia, pero por suerte no fue a mayores", indica el alcalde Miguel Ángel Gómez. "Fue muy fuerte, aunque solo duró unos cinco o seis minutos. Pero tenía tal intensidad que impedía ver Santa Eufemia del Arroyo, que habitualmente se aprecia sin problemas", apunta para recalcar que durante ese periodo "se recogieron 29 litros y hubo grandes inundaciones en las carreteras".

 

 

Noticias relacionadas