Tiempo de revancha en el Pireo

Spanoulis en el Olympiacos - Real Madrid

El Real Madrid busca en Atenas una victoria que le llevaría a la  'Final Four'.

EQUIPOS.

OLYMPIACOS: Mantzaris, Spanoulis, Lojeski, Petway y Dunston -posible cinco inicial-; Papapetrou, Printezis, Shermadini, Katsivelis, Sloukas, Collins y Simmons.

REAL MADRID: Llull, Darden, Rudy Fernández, Mirotic y Bourousis -posible cinco inicial-; Sergio Rodríguez, Reyes, Díez, Mejri, Slaughter, Carroll y Martín.

ÁRBITROS: Jovic (SRB), Lottermoser (ALE) y Zamojski (POL).

PABELLÓN: Pabellón de la Paz y la Amistad.

HORA: 20.45/Canal+ Deportes

La eliminatoria de la Euroliga entre el Real Madrid y el Olympiacos afronta este miércoles (20.45/Canal+ Deportes) su cuarto partido, un duelo que el equipo blanco encara con ganas de revancha tras su última derrota, buscando una venganza que le clasificaría a la 'Final Four' y sabedor de que un nuevo tropiezo aún le dejaría una última oportunidad de resolver en casa.


Tras las dos derrotas cosechadas en Madrid, el vigente bicampeón de Europa saltó el lunes al Pabellón de la Paz y la Amistad con toda la motivación que se le presumía, empujado por una afición muy ruidosa que sabe que cualquier detalle puede decidir una eliminatoria muy igualada entre los dos últimos finalistas de la competición.

La superioridad en el juego interior permitió al Olympiacos llegar a dominar por 13 puntos y, aunque el Real Madrid logró reaccionar en la segunda parte y se puso por delante a falta de 45 segundos, el carrusel de tiros libres decidió a favor del anfitrión, alargando al menos un partido más esta batalla al mejor de cinco.

Para buscar ese último encuentro a vida a muerte, que se disputaría el viernes en el Palacio de Deportes, el equipo entrenado por Georgios Bartzokas volverá a plantear un partido a tope de revoluciones, liderado por el talento y la experiencia de Vassilis Spanoulis y buscando alguna gran aparición de otros compañeros como hizo en el tercer partido Bryan Dunston, imperial bajo los aros con 21 puntos y 9 rebotes y nombrado 'MVP' de la jornada.

Pablo Laso, que no podrá contar con Dontaye Draper, sabe que su equipo debe mejorar en el juego interior, después de un partido que Ioannis Bourousis y Marcus Slaughter abandonaron sin anotar, aunque el americano aportó defensa en el último cuarto, y Nikola Mirotic con apenas cinco puntos. Tan solo Felipe Reyes pudo oponer resistencia cerca del aro, pero el bravo capitán necesita más ayuda de sus compañeros.

Muchas menos preocupaciones despierta el juego exterior, ya que al buen momento de forma que atraviesan Sergio Rodríguez, Rudy Fernández y Sergio Llull se ha sumado Jayce Carroll, que volvió a jugar después de dos meses lesionado y, aunque participó menos de cuatro minutos, comprobó que está preparado para progresar hacia su mejor nivel y podría dar más frescura a un equipo que demostró ser más 'largo' que su rival, con menos 'gasolina' al final del partido.

"Se está recuperando de un largo periodo de inactividad y no está preparado para estar muchos minutos en el campo", ha aclarado Laso, que no quiere ningún atisbo de relajación en su plantilla. "No pienso en el quinto partido, ni en evitarlo ni en llegar a él", ha avisado a sus pupilos, llamados a demostrar en el Pabellón de la Paz y la Amistad que también saben ganar en los ambientes más hostiles.