The Eagles echan la vista atrás

De montar broncas noche tras noche a padres de familia. The Eagles han madurado con los años y están agradecidos por haber sobrevivido a los excesos que alimentaron el "sexo, drogas y rock 'n' roll" de sus primeros años.



LONDRES, 26 (Reuters/Ep)



Los miembros del grupo estadounidense, actualmente en Londres para el estreno de su documental 'Historia de The Eagles Parte Uno', miran atrás al masivo consumo de drogas, especialmente de cocaína, en los 70 y lo ven como un fotograma de aquellos tiempos.

Fue durante esos años cuando The Eagles produjeron un buen número de éxitos como 'Hotel California' y 'Lyin Eyes', y su disco recopilatorio 'Their Greatest Hits (1971-1975)' sigue siendo uno de los álbumes más vendidos con más de 29 millones de copias.

El batería y cantante Don Henley, de 65 años, uno de los fundadores de la banda, dijo que se comportaron entonces como "niños", disfrutando de todo lo que venía con la fama, hasta que las tensiones entre los miembros del grupo llevaron a cambios en su formación y a su ruptura en 1980.

"Por una razón u otra, ya sea por buena genética o fuerza de voluntad o por suerte, estamos todos bien y tenemos intención de seguir así (...). Mucha otra gente no lo logró", dijo Henley en una rueda de prensa en un céntrico hotel de Londres.

El cantante Glenn Frey, que fundó el grupo con Henley en 1971, confiesa que rememorar su vida con el documental de dos partes le había hecho aceptar mejor su pasado.

'La historia de The Eagles Parte Uno', que se proyectará en el festival de música y cine de Sundance de Londres, narra la creación de la banda y la llegada al éxito hasta 1980, mientras que la segunda parte se centrará en sus años separados, su reunificación en 1994 y su posterior carrera.

Esto incluye acontecimientos relativamente recientes como los consecutivos premios Grammy en 2007 y 2008. "Tienes que mirarte a ti mismo y mirar a tu pasado y aceptar quién eres, lo que hiciste, estar agradecido de que nadie saliera herido, pedir disculpas por las cosas que hiciste y estaban mal y tirar para adelante con ello", indicó Frey.

"Estamos bastante cómodos con cómo somos aquí y ahora", añadió Frey, de 64 años, con un aspecto más propio de un hombre de negocios que de una estrella del rock, con el pelo corto y vistiendo una camisa, una corbata y una chaqueta.

HABITACIONES DESTROZADAS Y DROGAS

El guitarrista Joe Walsh, que se incorporó al grupo en 1975 y era conocido por destrozar las habitaciones de los hoteles, dijo que fue incómodo verse a sí mismo con esa actitud, pero destacó que el documental fuera honesto con aquellos años.

"Hubo un punto en el que hacíamos casi todo lo que queríamos", dijo Walsh, de 65 años, un virtuoso de la guitarra que conserva la imagen de estrella del rock con el pelo rubio largo, una camiseta negra y un ancho collar.

Dijo que pasó por serios problemas tras la separación del grupo, con poco que hacer en la vida y adicto a las drogas y al alcohol.

No corrigió su conducta hasta que Henley y Frey contactaron con él en 1993 hablando de una reunión de reunificación, pero a condición de que estuviera sobrio.

"Esta era la razón que había estado esperando todos estos años así que no fue una decisión complicada", agregó. Tras reunificarse después de casi 20 años, el grupo sigue sorprendido de que la gente quiera oírles tocar. En julio comienzan una gira mundial que parte de Estados Unidos y llegará a Europa en 2014.

Actualmente, las peleas y las tensiones están bajo control. "Somos mucho más maduros. Nos aceptamos más los unos a los otros. Las cosas han cambiado en este grupo desde que empezamos a tener niños", dijo Frey.

El cuarto miembro de la banda, el bajista Timothy B. Schmit, que se incorporó en 1977, dijo que la gente podría ver el consumo de drogas y la promiscuidad con desaprobación en los 70. "Pero nosotros nos lo pasamos muy bien", apostilló Schmit, de 65 años.