The Cadillac Kings y Wax & Boogie abren el festival Valladolid Blues

Valladolid celebrará entre este viernes y el domingo, día 29, la segunda edición del festival Valladolid Blues, con los conciertos de Wax & Boogie, The Cadillac Kings y Raimundo Amador; una 'jam session' con Tonky Blues Band y un concierto didáctico.

En esta segunda edición, como explicaron en la presentación la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, y el promotor de Be Cool, Javier Simal, el festival busca una "personalidad propia" y un "perfil contemporáneo", por lo que intenta atraer a personas de todas las edades.

 

La cita más conocida para el gran público en este programa es el concierto del músico sevillano Raimundo Amador, que se celebrará el sábado en el Patio de San Benito, escenario que se recupera este verano para diversas actividades culturales.

 

Este será el único concierto que saldrá del Laboratorio de las Artes de Valladolid, principal escenario del festival y que, como ha subrayado Mercedes Cantalapiedra, resulta "un buen faro musical" para desarrollar iniciativas como Valladolid Blues.

 

Así, el primero de los conciertos será este viernes, en formato 'telonero-artista principal'. En primer lugar, saltará al escenario 'Wax & Boogie' una banda barcelonesa pero liderada por la holandesa Ster Wax, de la que Simal ha destacado su "voz negra". Precederán a los londinenses 'The Cadillac Kings', en su primera visita a España.

 

La jornada del sábado, en el LAVA, se llevará a cabo a mediodía un 'Vermut & Blues' con 'jam session' dirigida por Tonky de la Peña, a quien se considera un experto en este tipo de sesiones. Además, se montarán varios sets de radio con la representación de las emisoras más relevantes en ámbito nacional.

 

Por último, el domingo 29 se ha incluido en el programa como "principal novedad" la celebración de un concierto didáctico a cargo de Fede Aguado y 'Vagabluseando', en la que los más pequeños tendrán oportunidad de ver el "blues más divertido" con una actuación que contará con "payasos musicales".

 

Se trata de una iniciativa que pretende seguir el modelo de eventos culturales internacionales que buscan que "salga la familia entera con los niños desde la mañana".

 

El precio de los conciertos en el LAVA será de doce euros, mientras que el de Raimundo Amador tendrá un coste de 18 euros para la entrada.