Tesorería de la Seguridad Social e INSS de Valladolid se suman a la campaña del Ayuntamiento "Libros que buscan lectores"

`Libros que buscan lectores´

La Tesorería General de la Seguridad Social y el Instituto Nacional de la Seguridad Social se suman desde hoy en sus centros de Valladolid a la campaña promovida por el Ayuntamiento 'Libros que buscan lectores', con la que se pretende acercar los libros a aquellos lugares en los que la espera generan tiempos muertos.

A través de este programa se lleva a salas de espera y zonas de atención al público estantes con libros que se ponen a disposición de los usuarios, como en el caso de los dos centros de la Seguridad Social, en Gamazo y Sajambre, que desde hoy se suman a esta iniciativa.

  

Por parte del Ayuntamiento se ha realizado la entrega de tres estanterías con libros, una de las cuales estará en las oficinas de Gamazo y las otras dos en la Oficina Integrada de Villas Norte, en la calle Sajambre.

  

En el caso de la Seguridad Social la iniciativa encaja en el camino hacia la superación en la Excelencia en la Gestión, reconocida por el Ministerio de Administraciones Públicas con el Premio a la Calidad e Innovación en la Gestión Pública.

  

Con la adhesión a esta iniciativa se conseguirá, además, dar un plus en la calidad de atención a los ciudadanos que se acercan y esperan para ser atendidos en sus oficinas.

  

La concejal de Participación Ciudadana, Domi Fernández, ha hecho hincapié en el empeño de lograr que los ciudadanos lean más, para lo cual ha articulado varios programas y entre ellos este  de 'Libros que buscan lectores'.

  

Los espacios elegidos suponen una "zona cero" en la que se pretende que el ciudadano entre en contacto con el libro y establezca con él una relación de complicidad, en los que una lectura entretenida pueda acompañar, distraer y hacer llevadera y provechosa la espera.

  

Como la espera no es tan larga como la lectura del libro, se lo pueden llevar a casa para terminarlo; luego lo devolverán en el mismo sitio donde lo cogieron o en cualquiera de las bibliotecas municipales.