Teresa Romero ha podido hablar con su marido y bebe líquido desde el martes por la noche

Aun no le han informado de la muerte de su perro Excalibur. 

La auxiliar de enfermería contagiada de ébola, Teresa Romero, ha podido hablar con su marido, que no le ha comunicado que su perro Excalibur ha fallecido, y toma líquido desde anoche, según ha señalado una amiga de la familia, Teresa Mesa, que ha ejercido de portavoz ante los medios a las puertas del Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid.

 

Esta amiga ha explicado que la paciente tiene "lagunas" y no se acuerda de "muchas cosas" y que los médicos "tienen esperanza" y hay "optimismo de que pueda superar la enfermedad".

 

De hecho, en estos momentos se encuentra estable dentro de la gravedad, según ha informado la ministra de Sanidad, Ana Mato