Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Terciado tendrá que declarar ante el juez como imputado por cobrar 300.000 euros de Cepyme

Jesús Terciado, a la salida del juzgado el pasado julio.

Jesús Terciado declarará este martes en los juzgados por el cobro irregular de un sueldo en Cepyme, de la que cobró más de 300.000 euros en dos años a través de sus empresas por ejercer la presidencia: los estatutos de la patronal no recogen sueldo alguno para el presidente.

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, tendrá que declarar en el juzgado por haber cobrado de manera irregular sueldo de la patronal de las pymes. Así lo han confirmado fuentes de este diario, que corroboran que el empresario abulense tendrá que responder por el escándalo de sus cobros de Cepyme, a la que facturó como consultoría por más de 300.000 euros hasta 2012, una fórmula que utilizó para percibir un sueldo por ser presidente de la patronal de las pequeñas y medianas empresas a pesar de que el pago de remuneración no está contemplado en los estatutos.

 

El escándalo saltó hace unas semanas cuando se supo que Terciado había facturado a través de dos empresas de su propiedad más de 300.000 euros a Cepyme en concepto de consultoría. Aunque inicialmente el empresario abulense lo negó, la propia patronal reconoció posteriormente que el pago se había producido y que se hacía en concepto de remuneración por el cargo de presidente.

 

Por este motivo, varios miembros de la asamblea de Cepyme presentaron una demanda que ha sido admitida a trámite y que llevará a Terciado este mismo martes ante los jueces; según La Sexta, está citado ante el Tribunal Superior de Justicia a las 12.30 horas de este martes para declarar como imputado por los delitos de estafa, apropiación indebida y delito societario.

 

La fórmula escogida sería ilegal, ya que de este modo habría evitado pagar los impuestos correspondientes a una relación laboral. Pero es que, además, los estatutos de Cepyme no recogen remuneración alguna para el presidente por ejercer su labor.

 

El propio Terciado acabó reconocimiento los cobros, y explicó que el anterior presidente ya cobraba así. Sin embargo, su antecesor en el cargo, Jesús Bárcenas, negó haber facturado nunca a Cepyme cantidades por ser presidente, y que solo se le compensaban gastos y dietas por los actos a los que acudía en representación de Cepyme.

 

Además, Terciado cobró esa cantidad superior a 300.000 euros desde el primer día de su llegada a Cepyme como presidente, en junio de 2010, y lo hizo así hasta 2012. Entonces, impuso la firma de un contrato de alta dirección a su favor con un sueldo superior a los 150.000 euros anuales.