Terciado se aparta de la presidencia de Cepyme tras la imputación de su cúpula directiva

Jesús Terciado, en una reunión en Cepyme con Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

Jesús Terciado anuncia que deja sus funciones de manera temporal para no enturbiar las elecciones en CEOE, donde es vicepresidente. Su decisión tiene que ver con la imputación de la cúpula directiva de Cepyme en el caso que se sigue contra el propio Terciado por haber cobrado más de 300.000 euros de la patronal a través de dos de sus empresas.

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, ha comunicado al Comité Ejecutivo de la CEOE su decisión de delegar sus funciones "temporalmente" a uno de los miembros del Comité Ejecutivo de Cepyme para no enturbiar el proceso electoral abierto en la patronal española, que celebrará elecciones el próximo 17 de diciembre. En un comunicado difundido este miércoles, Terciado ha indicado que formalizará este propuesta ante los órganos de gobierno de Cepyme "este mismo mes" y que ha tomado esta decisión pese no encontrarse inmerso "en ninguno de los supuestos que contempla el Código Ético y de Buen Gobierno vigente en CEOE y en Cepyme". Terciado está imputado por un posible delito de estafa y apropiación indebida por haber cobrado de manera irregular un sueldo de Cepyme.

 

Terciado considera que su decisión "evitará cualquier intento de instrumentalizar" en el proceso electoral de CEOE la denuncia presentada por tres representantes de la asamblea de Cepyme contra él, pertenecientes a la representación empresarial de Salamanca. Los últimos acontecimiento en torno a esta denuncia apuntan a que la denuncia tiene fundamento.

 

Terciado fue denunciado por haber cobrado a través de dos empresas de su propiedad más de 300.000 euros de Cepyme en concepto de sueldo por su dedicación a la presidencia, tal y como reconoció en su declaración ante el juez el pasado julio, a pesar de que los estatutos de la patronal de las pymes no contempla sueldo para el presidente. Después, y como presidente, se firmó un contrato de alta dirección por unos 150.000 euros al año.

 

En la denuncia se asgura que durante los años 2011 y 2012 las sociedades Ingasert S.L. y Tecrucyl S.L., ambas administradas por Terciado, facturaron a Cepyme un total de 313.320 euros sin haber realizado trabajo alguno para la patronal de las pymes.

 

Además, Terciado también usó a estas empresas para facturar cerca de 180.000 euros en solo dos años con empresas proveedoras de Cecale, la patronal de Castilla y León, con lo que se da la circunstancia de que hacía negocios con empresas a las que, como presidente de la organización patronal autonómica, contrataba en materia de formación y asesoramiento.

 

La semana pasada el juez que lleva el caso decidió ampliar las diligencias previas y llamar a la cúpula directiva de Cepyme y al antecesor de Terciado en el cargo. El motivo fue un informe de la fiscalía en la que se apuntaba que existían indicios de delito por estafa, falsedad documental o apropiación indebida en los cobros de Terciado, y en el que el fiscal se opone al archivo de las investigaciones por considerar que hay indicios suficientes como para sospechas de la comisión de delitos. El empresario abulense está ya imputado y declaró el pasado verano por ello, y ahora el juez ha imputado a estas tres nuevas personas, el gerente y secretario general de Cepyme y su expresidente Jesús Bárcenas.

 

Precisamente Bárcenas ha asegurado en varias ocasiones que nunca cobró sueldo como presidente de Cepyme y que el acuerdo que existía se limitaba a compensar los gastos en los que el presidente incurría para representar a la organización, nunca en el pago de un sueldo. En su declaración ante el juez Terciado llegó a decir que solo adoptó los usos que se habían establecido anteriormente a su llegada en la patronal de las pymes y que por eso cobró a través de dos de sus empresas.

 

 

LE PUEDE SUSTITUIR GARAMENDI

 

Fuentes empresariales han indicado a Europa Press que esta misma tarde se reunirá la Comisión Interna de Cepyme, que su presidente, Antonio Garamendi (candidato a la presidencia de la CEOE), convocó hace días para analizar la situación de Terciado. En teoría, la presidencia en funciones de Cepyme tras el abandono "temporal" de Terciado correspondería a Antonio Garamendi, que es vicepresidente primero de la patronal de las pymes.

 

Se da la circunstancia de que Antonio Garamendi ha anunciado su intención de presentarse como candidato a la presidencia de CEOE en las próximas elecciones de diciembre, en las que se medirá al actual presidente, Juan Rosell, que también ha anunciado su intención de presentarse para un segundo mandato.

 

 

COMITÉ EJECUTIVO ESTA MISMA MAÑANA

 

Al igual que hará esta tarde ante los vicepresidentes de Cepyme y ante sus órganos de gobierno, Terciado ha expresado ante los miembros del Comité Ejecutivo de CEOE, reunido desde las 9.00 horas de la mañana de este miércoles, su convicción de "haber actuado correctamente como presidente de Cepyme, en defensa de los intereses de las pequeñas y medianas empresas, con honradez y transparencia". 

 

No obstante, considera que lo más "conveniente" en estos momentos es delegar sus funciones en Cepyme "en la confianza de que ello permitirá evitar cualquier utilización interesada o torticera de la denuncia" formulada contra él, "en perjuicio de la unidad empresarial, el descrédito de las organizaciones o del suyo propio".

 

"Entiéndase ésta como una decisión firme y sincera en unos momentos en los que los empresarios, como la mayoría de los ciudadanos, esperan decisiones firmes y sinceras por parte de quienes ostentamos algún tipo de responsabilidad sujeta al criterio de la opinión pública. Y entiéndase también como una decisión que me permitirá realizar una mejor defensa de mi actuación en Cepyme ante una denuncia que considero infundada", concluye.

 

Noticias relacionadas