Terciado mintió al juez sobre sus retribuciones en Cepyme donde se puso sueldo "desde el primer día"

Jesús Terciado, a la salida del juzgado el pasado julio.

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, negó ante la justicia en octubre de 2012 que cobrara de la organización cuando lo hacía desde 2010 y a pesar de que el 1 de octubre de 2012 firmó contrato de alta dirección. Ahora admite que se puso sueldo "desde el primer día".

SU ANTECESOR EN CEPYME NO TENÍA SUELDO

 

En un intento por defenderse de las crecientes acusaciones por el cobro de cantidades de manera irregular, Jesús Terciado ha llegado a asegurar que se puso sueldo en Cepyme desde el primer día "igual que hicieron presidentes anteriores". Sin embargo, su antecesor en el cargo, Jesús Bárcenas, ha negado haber cobrado remuneración fija por ser presidente. Máximo responsable de Cepyme entre 2002 y 2010, asegura que Cepyme le pagó los gastos que acarreaba su función representativa, pero que nunca tuvo sueldo por ostentar el cargo.

Las acusaciones que señalan a Jesús Terciado, presidente de Cepyme, como beneficiario del cobro irregular de un sueldo de la patronal de las pymes están sacando a la luz los extraños comportamientos que, en torno a las retribuciones, ha tenido el empresario abulense. Y es que no es la primera vez que tiene que dar explicaciones sobre lo que cobra por el desempeño de sus cargos en materia de sueldos, dietas y gastos, las tres fórmulas con las que ha venido recibiendo ingresos en sus diferentes puestos. Tras conocerse que Cepyme le pagó 313.000 euros a través de dos empresas propiedad del propio Terciado, ha tenido que salir a la palestra para reconocer que sí, que cobra de la patronal por ser su presidente, con lo que ha incurrido en una contradicción, nada menos, que en sede judicial.

 

El motivo es que, en octubre de 2012, negó que estuviera cobrando sueldo alguno de Cepyme ni de Cecale. Según la documentación a la que ha tenido acceso TRIBUNA, y que reflejamos en esta información, Terciado asegura "que no cobra sueldo de ninguna de estas organizaciones, que ha cobrado dietas de Cecale y de Cepyme cobra gastos, que no cobra de CEOE ni de Ávila" (n.d.r.: de la patronal de Ávila, de la que también es presidente). La respuesta la dio en el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, donde se le tomó declaración como imputado tras una denuncia por el uso irregular de tarjetas de crédito de la patronal de Castilla y León y por el abuso de los gastos de representación. Aquel caso, que forzó su dimisión en septiembre de 2012 como presidente de Cecale, fue el primero que permitió conocer los entresijos de los cobros que hacía Terciado por ejercer la presidencia de la patronal autonómica.

 

 

Estractos de la declaración judicial en la que Terciado niega cobrar sueldo de Cepyme.

 

Sin embargo, los hechos conocidos estos días permiten asegurar que Terciado mintió en esa declaración porque, para entonces, ya cobraba un sueldo de Cepyme. Según ha reconocido el propio Terciado en declaraciones a La Sexta, se puso un sueldo desde el primer día de su llegada a la patronal de las pequeñas empresas, en junio de 2010. A esa decisión corresponden los 313.000 euros que, según ha reconocido Cepyme, facturó a dos empresas de Terciado entre 2010 y 2012 en concepto de retribución económica por su dedicación a la presidencia.

 

El método para satisfacer la actividad de Terciado en la presidencia es, cuando menos, dudoso y según técnicos de Hacienda podría ser constitutivo de fraude por cuanto se trata de la simulación de un pago por un servicio recibido, y facturado como pago a una empresa por contratos de servicios, cuando se trata de una manera encubierta de pagar un sueldo por una relación laboral que tendría que ser declarada y someterse a la fiscalidad propia de los contratos laborales.

 

La cuestión no queda ahí, porque ante el juzgado de instrucción Terciado incurrió en una segunda mentira, ya que para cuando compareció como imputado (23 de octubre de 2012) ya había firmado un contrato de alta dirección con Cepyme. Según reconoce la patronal en un comunicado, a partir de 2012 la confederación mantiene un contrato de alta dirección con Terciado con el que, entonces sí, le pagaba por una relación laboral que había ocultado al ingresarle sus retribuciones como presidente a través de dos empresas. Según documentos fehacientes a los que ha tenido acceso TRIBUNA, Terciado está dado de alta con ese contrato, de tipo indefinido y grupo de cotización 01, desde el 1 de octubre de 2012, es decir, 22 días antes de negar en un juzgado que cobrara sueldo de Cepyme.

 

Datos laborales con la fecha del contrato de alta dirección de Terciado con Cepyme.

 

 

UN SUELDO GENEROSO

 

Este sueldo es, además, y según ha podido conocer TRIBUNA, bastante cuantioso: son 154.000 euros al año, aproximadamente lo que había facturado a Cepyme a través de sus dos empresas y que había cobrado como retribuciones por su cargo. A ello habría que sumar las dietas que cobraba de Cecale hasta que dejó la presidencia de la patronal de Castilla y León; eso fue en septiembre de 2012, así que pudo compaginar las dietas que cobraba de Cecale con las remuneraciones que, según ha reconocido la propia Cepyme, le pagaba la patronal de las pymes, además de los gastos que, según su declaración ante el juez, satisfacía también esta organización. Terciado compaginó las dos presidencias desde junio de 2010, cuando fue elegido en Cepyme, hasta septiembre de 2012, cuando dimitió de Cecale.

Noticias relacionadas