Terciado admite ante el juez que cobró 300.000 euros de Cepyme a través de sus empresas

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, a su salida de los juzgados este martes.

El presidente de Cepyme reconoce en su declaración como imputado que cobró a través de sus empresas durante dos años como sueldo de su cargo. Asegura que era lo habitual, pero su antecesor no cobraba remuneración.

Jesús Terciado no ha podido negar lo que él mismo ha reconocido por varias veces: que cobró más de 300.000 euros de Cepyme, que lo hizo a través de dos de sus empresas y que era un sueldo por ser presidente de la patronal. En estos términos tuvo que manifestarse este martes ante el juez, que le tomó declaración como imputado en una demanda por apropiación indebida, estafaba y delito societario. 

 

La cita se celebró a las 12.30 horas en el juzgado de instrucción número 33 de Madrid, donde debía responder por la demanda presentada por varios vocales de Cepyme hace unas semanas, y que fue admitida a trámite en contra de lo que hubiera deseado Terciado. El presidente de la patronal de las pymes llegó puntual, entró de manera precipitada sin pararse ante los medios y permaneció declarando durante una hora. A su salida aseguraba a las cámaras de televisión que la declaración había ido bien y que no daría más explicaciones.

 

Sin embargo, en ningún momento pudo negar los cobros, que salieron a la luz semanas atrás y que suman más de 310.000 euros en dos años. Como ya informó TRIBUNA, Terciado facturaba cantidades a Cepyme a través de dos empresas de su propiedad, que cobraron unos 313.000 euros en los ejercicios 2010 y 2011 tras llegar Terciado a la presidencia de Cepyme. Después, el propio Terciado aprobó un contrato de alta dirección con un sueldo de más de 150.000 euros/año para el presidente, algo que no está recogido en los estatutos de Cepyme, que no admiten que el presidente tenga sueldo.

 

Todo esto ya tuvo que reconocerlo hace unas semanas cuando estalló el escándalo. Terciado, que ha sido alérgico a explicar las remuneraciones que percibe por sus diferentes cargos en las patronales (presidente de Cepyme, vicepresidente de CEOE, presidente de la patronal de Ávila y anteriormente, de Cecale), pasó entonces en pocas horas de negarlo todo a admitir que cobraba un sueldo de Cepyme. En su comparencencia ante el juez ha negado que el cobro se hiciera de forma irregular, aunque facturó por servicios de consultoría, y que fuera una remuneración personal, cuando ha reconocido que se puso sueldo "desde el primer día".

 

Aunque dijo no querer hacer declaraciones, horas después de su comparecencia emitió un comunicado en el que sacaba a relucir su principal excusa: que los pagos se habían realizado "de manera correcta, habiendo seguido además la pauta de comportamiento que mantuvo la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa durante los mandatos anteriores". Sin embargo, su antecesor en el cargo, Jesús Bárcenas, asegura que nunca cobró sueldo y que Cepyme solo le compensaba los gastos que ejercía en representación de la patronal.