Tercera edición del Plan PIVE con un presupuesto de 70 millones

Este programa de incentivo a la compra de coches nuevos ha tenido también efectos beneficiosos sobre otros sectores económicos y ha generado beneficios medioambientales y de seguridad vial.

El Gobierno ha aprobado una ampliación del Plan PIVE, programa de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo, en lo que supondrá su tercera edición, que contará una dotación presupuestaria de 70 millones de euros.

 

Así lo indicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que resaltó el efecto positivo que ha tenido el Plan PIVE, ya que ha permitido atenuar la caída de las ventas de coches, provocada, en buena medida, por la crisis económica.

 

Al mismo tiempo, Sáenz de Santamaría subrayó que este programa de incentivo a la compra de coches nuevos ha tenido también efectos beneficiosos sobre otros sectores económicos y ha generado beneficios medioambientales y de seguridad vial.

 

La vicepresidenta afirmó que a fecha 5 de julio se habían agotado el 89% de los fondos del Plan PIVE 2, aprobado a finales del pasado ejercicio, con un presupuesto inicial de 150 millones de euros y que entre sus objetivos contemplaba un ahorro anual de combustible de 76 millones de litros.




 

Noticias relacionadas