Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Tercer título desde el sofá...

Y es que la 22ª Liga para la entidad ha llegado en forma de regalo precisamente en Barcelona, en el feudo del vecino.

El FC Barcelona ha conquistado la Liga BBVA sin disputar partido alguno y beneficiándose del 'pinchazo' del Real Madrid contra el Espanyol (1-1) en partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada, algo que convierte a esta 22ª Liga de la historia de la entidad blaugrana en la tercera que se consigue sin jugar y desde el sofá, con los miembros del equipo en sus casas, tras conquistar así las de 1991 y 2009, ésta con el bloque actual.

  

Los blaugranas han visto por la tele como el Real Madrid les brindaba de manera anticipada y ya matemáticamente el título de campeones de Liga, el mismo que el pasado año les arrebataron con sus 100 puntos para acabar con las tres consecutivas que logró el FC Barcelona con Josep Guardiola como técnico y el actual entrenador, Francesc 'Tito' Vilanova, como su ayudante.

  

Ésta es la primera Liga para el de Bellcaire, que la recibirá con alegría extra si cabe tras perderse parte del campeonato por su lucha contra el cáncer en Nueva York. Con un grupo de jugadores que con este título se saca la 'espinita clavada' por la eliminación en semifinales de Liga de Campeones a manos del FC Bayern Múnich, con un balance de 0-7 en la eliminatoria, la temporada está salvada.

  

Y es que la 22ª Liga para la entidad ha llegado en forma de regalo precisamente en Barcelona, en el feudo del vecino, donde el Real Madrid perdió el segundo de los dos 'match ball' que tenía en contra, propiciando que los blaugranas estén de celebración sin haberlo logrado desde un terreno de juego, pues irán este domingo al Vicente Calderón, feudo del tercer clasificado, sin presión alguna.

 

TERCER ALIRÓN SIN JUGAR

  

No es la primera vez, sino la tercera, que los blaugranas esperan el resultado de otro partido antes de jugar el propio para cantar o no el 'alirón'. En 1991 el conjunto dirigido por Johan Cruyff levantó la primera de las cuatro Ligas consecutivas que acabaría ganando gracias a la derrota del Atlético de Madrid en el campo de la Real Sociedad (2-1). Quedaban todavía cuatro jornadas por jugarse y un día antes, curiosamente, el Barça había caído por 4-0 en Cádiz.

  

En 2009 sucedió algo similar, ya que tres jornadas antes del final de Liga, el Madrid cayó por 3-2 en Villarreal y avanzó el título para los catalanes, que jugaban un día más tarde en el campo del Mallorca y, ya campeones, acabaron derrotados (2-1).

  

Por otro lado, en 2006, el título llegó de una manera bastante más surrealista. El FC Barcelona conoció al descanso que era matemáticamente campeón. A esa misma hora concluía el partido del segundo clasificado, el Valencia, en el campo precisamente del Mallorca. La victoria de los baleares supuso la Liga para el Barça, que acabaría derrotando al Celta en una segunda parte sin trascendencia (0-1).