Suspendida la licencia para la demolición parcial de la Estación de Autobuses de Valladolid

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha decicido anular este permiso asumiendo que el proceso no se había ejecutado correctamente. 

Así, tras la presentación de los recursos presentados por la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid y por la Asociación Ciudad Sostenible, la Junta de Gobierno, presidida este miércoles por el alcalde, Óscar Puente, ha acordado la suspensión de la ejecutoriedad de la licencia de obras.

 

La petición, formulada por la sociedad Estación Autobuses Valladolid que gestiona la terminal, atiende a unas obras de demolición y remodelación de hangares y sustitución de cubierta de aparcamiento para "mejorar la funcionalidad", que, al estar este ámbito incluido en el proyecto urbanístico aprobado en su día para los terrenos que quedarían liberados con el soterramiento del ferrocarril, deberían someterse a un trámite especial, según Manuel Saravia.

 

El concejal de Valladolid Toma la Palabra ha apuntado que, según el conocido como 'Plan Rogers' en la parcela que ocupa hoy la estación situada en la calle Puente Colgante sólo se podría hacer obras para levantar la torre de viviendas prevista en el proyecto. Por ello, Manuel Saravia entiende que para llevar a cabo unos trabajos provisionales la licencia debería someterse a información pública.

 

Manuel Saravia también ha recordado que, aunque el propietario del recinto de la Estación de Autobuses es la Junta de Castilla y León, la licencia de obras fue solicitada por la sociedad formada por diversas empresas de transporte de pasajeros que gestiona la terminal. Por ello, ha apuntado que también se deberían inscribir las obras en el registro para que no pueda generar derechos a indemnización.

 

Cabe recordar que la Federación vecinal comunicó la pasada semana la presentación de un recurso de reposición contra el acuerdo de concesión de la licencia de obras, con fecha 15 de julio de 2015. En dicho recurso se solicitaba que se declare de manera inmediata la suspensión de la licencia con el fin de evitar perjuicios de imposible o difícil reparación, con lo que el equipo de Gobierno ha atendido a este recurso antes incluso de que se pronuncien los tribunales.