Suspenden a un médico en Valladolid por grabar en el vestuario femenino del Hospital Clínico

En principio, el joven residente no habría publicado las imágenes que obtuvo de la cámara colocada en el lugar.

Un joven residente ha sido suspendido de empleo y sueldo en el Hospital Cínico de Valladolid tras descubrirse que, supuestamente, había colocado una cámara en el vestuario femenino. Así lo ha publicado el diario ABC, quien añade que parece que las imágenes obtenidas no se han hecho públicas. Según ha podido saber este periódico, fue descubierto porque su cara salía en uno de los vídeos, al colocar el aparato.

 

El médico prentendía grabar a las mujeres cambiándose de ropa y el Hospital le ha abierto un expediente administrativo y ha trasladado al Ministerio Fiscal los hechos, que podrían constituir un delito de atentado a la intimidad y de revelación de secretos.

 

Según señala ABC, "la denuncia del asunto a la Fiscalía se produjo hace tan solo una semana y que ésta ya habría dado los pasos habituales para remitir el asunto cuanto antes a un juzgado".

 

Por todo ello, el joven se puede enfrentar ahora a los cargos mencionados anteriormente, cuyas penas oscilan, según se recoge el Artículo 197.1 del Código Penal, entre uno y cuatro años de prisión en función de la gravedad, además de que se incluye la imposición de multas.

Noticias relacionadas