Susana Díaz plantea prohibir donaciones privadas a partidos y que cónyuges de cargos presenten su renta

La candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha asegurado este miércoles al inicio de su intervención en el debate de investidura del Pleno del Parlamento, que va a combatir con todas sus "fuerzas" la corrupción, que es algo que le "avergüenza".



SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)



Díaz ha anunciado varias medidas para combatir la corrupción, como una modificación legal para que se fortalezcan y amplíen la competencias de la Cámara de Cuentas de Andalucía, mejorando su capacidad de control, y promover una reforma legal con el objetivo de prohibir las donaciones privadas a los partidos políticos, a través de una iniciativa legislativa que se traslade al Congreso de los Diputados.

La candidata también impulsará un "acuerdo político" que comprometa, ya que "legalmente no sería posible", a que los cónyuges o parejas de todos los cargos públicos de Andalucía presenten también sus declaraciones de renta y de bienes y actividades, aunque tengan separación de bienes, tanto en el momento de su nombramiento como en el del cese.

Susana Díaz también ha anunciado que, en la primera reunión institucional que mantenga con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, le propondrá un pacto para la regeneración política del país.

"Un pacto amplio, profundo, ambicioso y sincero que regule adecuadamente la limpieza de la vida pública, los compromisos con la ciudadanía, y los mecanismos de rendición de cuentas y de exigencia de responsabilidades", ha señalado Díaz.

Preocupada por el desprestigio de la política que mina la credibilidad de las instituciones y socava los fundamentos de la democracia, la candidata a la Presidencia la indicado que la limpieza en la vida pública es "incompatible con la falta de ejemplaridad y desde luego con los casos de corrupción que, aun siendo aislados, escandalizan a la sociedad y deberían abochornarnos a todos".

"A mí, desde luego, me avergüenza la corrupción, rechazo tanto la complicidad como la tibieza hacia ella y me propongo combatirla con todas mis fuerzas desde la Presidencia de la Junta", ha sentenciado Susana Díaz.

Es necesario combatirla, según ha apuntado, en todos los frentes, con más medidas, más controles, más vigilancia y con mejores prácticas. "Combatirla sin descanso con un tesón al menos equivalente al hastío, el cansancio y la indignación de los ciudadanos respecto a este tema", ha expresado.

Respecto a la modificación legal para ampliar las competencias de la Cámara de Cuentas, ha expuesto que debe incluir la capacidad del citado órgano para fiscalizar las cuentas de los grupos políticos con representación parlamentaria, en el ámbito de las competencias de la comunidad.

También aboga por incorporar a la Ley de la Cámara de Cuentas la posibilidad de imposición de multas coercitivas a los responsables públicos que no rindan cuentas, y por que se establezca la obligación de que los entes fiscalizados remitan informes sobre la implantación de las recomendaciones que haya formulado el órgano fiscalizador andaluz.

"Todo el trabajo que hagamos para prestigiar la vida pública y el prestigio de las instituciones es poco, y esta tarea ni corresponde a un solo gobierno ni a un solo territorio", ha señalado.