Susana Díaz, la nueva 'baronesa' del PSOE-A

Será proclamada candidata a la presidencia de la Junta por el Comité Director, que se reunirá previsiblemente el próximo lunes o martes.

La consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE de Sevilla, Susana Díaz, será finalmente la única candidata del partido a las primarias y, por tanto, la cabeza de lista del PSOE-A en las próximas elecciones autonómicas.


El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, Luis Planas, se ha retirado del proceso tras no reunir los 6.860 avales necesarios para ser candidato, así como el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, que se ha quedado a 196 apoyos, y el cuarto aspirante a las primarias, el militante de Torrox Marcos Antonio Encinas, que solo ha presentado 47 avales.

Esto significa que no habrá votación de los militantes el próximo 29 de julio tal y como estaba previsto, sino que será el Comité Director del partido, previsiblemente el próximo lunes o martes --una vez pasado el plazo de 48 horas para posibles reclamaciones y tras certificarse que Díaz ha reunido los 6.860 avales requeridos por la Comisión de Garantías Electorales del PSOE-A--, el que proclamará a Susana Díaz candidata del PSOE-A a las próximas elecciones a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Así lo ha confirmado a los periodistas el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, quien ha ofrecido una rueda de prensa en la sede regional del partido para hacer una primera valoración de este proceso de primarias, cuyo plazo de presentación de avales terminó a las 20.00 horas.

Jiménez ha explicado que sólo dos de los cuatro aspirantes iniciales --Susana Díaz y Marcos Antonio Encinas-- han presentado finalmente sus avales, porque tanto Luis Planas como José Antonio Rodríguez han preferido no hacerlo al no llegar al mínimo de 6.860 avales exigidos, lo que representa al 15 por ciento del censo de militantes del PSOE-A.

Los primeros avales en llegar a la sede de la calle San Vicente de Sevilla, entre decenas de militantes del partido, han sido los de Susana Díaz, que han llegado sobre las 19.15 horas de la mano de la diputada y secretaria de Política Institucional del PSOE-A, Verónica Pérez, entre otros dirigentes.

Tras presentarlos a la Comisión de Garantías Electorales del PSOE-A, Pérez ha indicado a los medios de comunicación que traía 21.883 avales en cajas --casi el 50 por ciento del censo de militantes, que es de 45.733 personas-- y que en la sede le habían hecho llegar unos 200 más, por lo que superaban los 22.000 apoyos.

En su opinión, estos avales representan "la esperanza y la ilusión de los hombres y mujeres socialistas" que creen en un "tiempo nuevo liderado por Susana Díaz" y que han dado a la consejera de Presidencia "algo más que su aval", que es "su compromiso" con un "proyecto y un mensaje de unidad".

Minutos más tarde, en torno a las 19.25 horas, un casi anónimo Marcos Antonio Encinas era descubierto por los periodistas sentado en un sillón del 'hall' de la sede regional socialista, tras lo que atendía a los periodistas asegurando que traía "30 o 40 avales", aparte de los que podían haber llegado a San Vicente procedentes de sedes provinciales o agrupaciones locales del PSOE, ya que él no contaba "con la estructura y el aparato" del partido, "como Susana".

Con todo, se mostraba confiado en que algún otro aspirante como el alcalde de Jun pudiera llegar a los 6.860 avales para que hubiera votación el día 29. "Yo quiero que haya urnas y no porque esté en contra de nadie, sino porque una vez que se abre un proceso de primarias lo lógico sería que hubiera votación; creo que no es malo", ha argumentado.

A FALTA DE 196 AVALES

Algo similar pedía una media hora más tarde el alcalde de Jun, que ha llegado a la sede del PSOE-A en su propio coche con 6.664 avales, 196 menos de los requeridos para ser candidato a las primarias. Aunque a su entrada en San Vicente se mostraba confiado en poder alcanzar esa cifra --porque traía contabilizados 6.490 y por el camino desde Granada a Sevilla había ido recogiendo "tochitos" de apoyos en diversas localidades andaluzas--, tras unos 30 minutos reunidos con la Comisión de Garantías Electorales confirmaba a los medios que no los presentaba y se los llevaba de vuelta porque así se lo habían pedido sus avalistas.

Rodríguez ha confesado que le ha dado "rabia" quedarse tan cerca de poder ser candidato a las primarias, porque esperaba que a las puertas del PSOE-A hubiera "más militantes" entregándole su aval en persona. Con todo, ha dicho que no se siente "defraudado", sino con "más fuerzas" para, a partir de ahora, representar y dar voz a ese "ejército de militantes de base" que le han mostrado su apoyo y que piden un nuevo rumbo en el partido.

SIN ACUERDO PARA UNA CANDIDATURA CONJUNTA

Según ha expuesto, se trata de un "talento" y de una "inteligencia colectiva" que se ha abierto paso en el PSOE-A gracias a un "importante esfuerzo" realizado por su candidatura y a través de las redes sociales, por las que ha conseguido recabar "más de 10.000 avales" que, sin embargo, no han sido admitidos por la Comisión de Garantías Electorales del partido, que los ha "ninguneado".

"Traigo un pen-drive con 10.000 avales electrónicos, pero tenemos normas muy viejas y chirriantes", ha lamentado sobre las normas de las primarias, que cree que han jugado en contra de los aspirantes "que no eran Susana Díaz", ha dicho. En este sentido, ha recordado que no se ha atendido ni a su petición ni a la de Planas de rebajar el número de avales al 10 por ciento de la militancia.

Cuestionado sobre por qué no ha unido fuerzas esta misma tarde con Planas para unir avales y presentar una única candidatura a las primarias, Rodríguez ha reconocido que no han conseguido ponerse de acuerdo en quién tendría que "ceder" para ello, ya que uno de los dos tendría que figurar como cabeza de lista y otro mantenerse en un papel secundario.