Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Susana Díaz defiende su postura de no apoyar a ningún candidato a las primarias igual que hizo el verano pasado

Susana Díaz

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido que ella no va a contribuir al "ruido" sobre el liderazgo de Pedro Sánchez o su candidatura a las primarias del PSOE para aspirar a la Presidencia y ha dicho que igual que el pasado verano no manifestó públicamente su apoyo a ningún candidato no lo hace ahora.

"No me pida hoy que lo haga cuando mi partido se ha comprometido con abrir esa decisión a la militancia y al conjunto de los ciudadanos", ha reclamado la dirigente andaluza, para la que esa actitud supone "el mismo respeto" que tuvo en el pasado y la misma posición. En cualquier caso, ha dicho que el secretario general del PSOE "siempre" va a tener su apoyo.

Díaz ha sido cuestionada varias veces por su apoyo a Sánchez y ha dicho que a éste le ha comunicado la reunión de hoy con Rajoy así como cuando ambos han mantenido conversaciones anteriormente, pero ha recalcado que su visita a la Moncloa se produce por su condición de presidenta de la Junta y en defensa de los intereses de los andaluces, "de los que votan al PSOE y de los que no".

En ese punto, ha dicho que "habrá momentos" en los que, como presidenta de la Junta de Andalucía, discrepará de la posición del PSOE pero la defensa de los intereses de los andaluces es su "responsabilidad", su "obligación" y "lo que esperan los ciudadanos".

NO HAN HABLADO DE SÁNCHEZ

Además, ha explicado que, "evidentemente" en el encuentro de esta tarde no ha hablado con el presidente del Gobierno sobre el liderazgo de Sánchez o la dialéctica parlamentaria que los máximos responsables de PP y PSOE han mantenido en las últimas semanas. "Yo no lo habría permitido, ni él lo ha hecho", ha ahondado.

Díaz ha recalcado que ella no está "distraída" con las "cuestiones internas del PSOE y ha pedido respeto a los medios de comunicación sobre esa postura, al tiempo que ha defendido que, en general, el "país no está para que el PSOE ande distraído". "Por encima del PSOE me preocupa Andalucía y me preocupa España y no quiero que el partido se distraiga en debates internos", ha recalcado.

Por el contrario, ha señalado que España necesita un PSOE "fuerte y unido" que "vertebre en este país y una alternativa de izquierdas y progresista, desde el sentido común, la centralidad y con vocación reformista". Para ello, ha defendido que es necesario que en las próximas elecciones los socialistas obtengan la confianza de los ciudadanos. "Yo no me voy a distraer en cuestiones internas y sé que la inmensa mayoría de mis compañeros están en esa misma postura".