Sus señorías del Congreso se quedan las 'tablets' por... 50 euros

Un 95% de los diputados se quedó la tablet del Congreso en el mes de diciembre pagando solo 50 euros cuando su precio de mercado es de 300.

El 95% de los diputados optó en diciembre por quedarse la tableta que el Congreso había puesto a su disposición durante la X legislatura, para lo cual pagaron 50 euros por cada iPad. En total, la Cámara Baja recaudó 16.660 euros por este concepto.

 

Cuando se inicia una legislatura y al recoger su acta de diputado, el Congreso ofrece a sus señorías un 'kit tecnológico' que está conformado por un móvil de última generación, una tableta iPad y una línea ADSL en su domicilio.

 

Útiles de trabajo que los parlamentarios deben devolver al término de la legislatura, aunque también tienen la opción de poder quedárselos si a cambio abonan la cantidad que por ellos establezca en cada caso la Mesa del Congreso.

 

332 DIPUTADOS

 

En concreto, al término de la X Legislatura, la que acabó en diciembre tras cuatro años de mayoría absoluta del PP, un total de 332 de los 350 diputados que conformaron el arco parlamentario decidió comprar la tableta, según los datos facilitados por el Congreso.

 

La mayoría se inclinó por esta opción porque el precio que la Cámara cobró por cada una de las tabletas fue de 50 euros, un importe muy bajo respecto al precio que este tipo de dispositivos cuesta en el mercado, en torno a los 290 euros. Eso sí, pagaron esa cantidad después de cuatro años de uso.

 

Si bien con el abono de esas 332 tabletas se han recaudado 16.660 euros, el Congreso no facilita el listado de los diputados que optaron por quedarse con la tableta alegando que "suministrar información individualizada supondría facilitar datos de carácter personal", lo que va en contra de la conocida como Ley de Transparencia.

 

En la legislatura recién terminada, y habida cuenta de que había sido tan corta y muchos de los diputados van a repetir mandato, la Mesa del Congreso decidió que los parlamentarios no devolvieran su 'kit tecnológico' hasta confirmarse que no volvían a su escaño tras las elecciones generales del próximo 26 de junio.

 

LOS DE AHORA, A PRECIO DE MERCADO

 

En caso de que no volviesen al Palacio de la Carrera de San Jerónimo, el Congreso, como ha ocurrido en legislaturas pasadas, solicitaría a los diputados que devuelvan esas herramientas de trabajo pero también le ofrecerán la posibilidad de poderlas comprar.

 

Eso sí, en esta ocasión, el órgano de gobierno de la Cámara resolvió que lo harían a precio de mercado, dado que sus señorías sólo habrían utilizado el móvil y la tableta durante aproximadamente seis meses, por lo que éstos estarían prácticamente nuevos.

 

Además, las tabletas proporcionadas en enero fueron más caras que las que la Cámara dio en 2011 y se calcula un precio de mercado de alrededor de los 700 euros por unidad.

 

Así las cosas, quienes resulten reelegidos para la próxima Legislatura, por tanto, no recibirán un nuevo terminal móvil ni una nueva tableta, sino que conservarán los que les fueron entregados hace ahora medio año.

 

EL 74% RENUNCIÓ A INTERNET EN CASA

 

Está por ver quiénes renunciarán, como ya hicieron en la pasada legislatura, a la línea ADSL en sus domicilios. En concreto, el 74% de los diputados, es decir, 261 de los 350 que integran el Congreso renunciaron a esta prerrogativa a las pocas semanas de constituirse las Cortes.

 

Según los datos del Congreso, entre los parlamentarios que rechazaron el abono de Internet en sus casas se encuentran todos los de Podemos y sus confluencias (65), Ciudadanos (40) y Democràcia i Llibertat (8). También 67 de los 119 diputados del PP (el 56,3% del total) y 59 de los 89 del PSOE (66%).

 

En Esquerra Republicana (ERC), por su parte, sólo uno de sus nueve diputados aceptaron que la Cámara Baja se haga cargo del pago de Internet en su domicilio. También dijeron 'no' a la oferta del Congreso la mitad de los miembros del PNV y 11 de los 14 componentes del Grupo Mixto.