Suprimidos los gastos en restaurantes de juntas de compensación de Valladolid

Manuel Saravia, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valladolid.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento, Manuel Saravia, asegura que se han detectado gastos de casi 38.000 euros en diferentes establecimientos hosteleros de Valladolid entre 2009 y 2013.

El Ayuntamiento de Valladolid ha informado este martes de que no aprobará cuentas de juntas de compensación -organismos constituidos para la gestión de ámbitos de planeamiento urbanísticos- que incluyan facturas de restaurantes o gastos "suntuarios", tras haber observado gastos, por ejemplo, de 37.699 euros en nueve establecimientos hosteleros entre los años 2010 y 2013.

 

Según han informado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, las juntas de compensación son "entidades urbanísticas colaboradoras", de carácter administrativo y aprobadas por el Ayuntamiento, formadas por los propietarios de un determinado ámbito de planeamiento para participar en su gestión.

 

Por mandato legal, el Ayuntamiento forma parte de todas ellas. Sin embargo, en los anteriores mandatos bajo gobierno municipal del Partido Popular no asistían, por lo general, a las convocatorias de las asambleas de las juntas representantes municipales, lo que según advierte el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, "desatiende la responsabilidad que la legislación determina a la administración sobre su participación en tales entidades".

 

El nuevo equipo de Gobierno, por el contrario, ha decidido estar presente en todas las reuniones convocadas por las distintas juntas de compensación creadas en el municipio, y ejerce en ellas la tutela y control de la gestión. Así lo ha hecho en los últimos meses.

 

Manuel Saravia ha explicado que no se aprobarán gastos que no cuentan con "una clarísima justificación que los haga inevitables".

 

Como ejemplo, Saravia ha citado la Asamblea General del Área Homogénea Siete 'Las Riberas', que se ha celebrado este martes, y en la que se ha presentado el informe final de las cuentas, previo a la liquidación de la citada Junta. El Ayuntamiento, aparte de pedir explicaciones por la "abultadísima" minuta de los técnicos que han intervenido en la redacción y gestión de los documentos urbanísticos (más de 3,7 millones de euros), ha llamado la atención sobre los gastos efectuados en nueve restaurantes (37.699,13 euros) entre 2010 a 2013.

 

Urbanismo entiende que ha de tutelar el funcionamiento de las juntas, puesto que en algunos casos, como este, también corre con parte de los gastos y así, entre noviembre de 2010 y marzo de 2013, ha aportado 16.009,84 euros. Por ello ha votado negativamente a la aprobación de las cuentas.