Suben las intoxicaciones con monóxido de carbono, ¿cómo evitarlas? ¿cómo actuar?

Calor, humo

Los incidentes por monóxido de carbono (CO) registrados por el 112 se incrementaron un 73 por ciento el pasado invierno, cuando se produjeron ocho muertos y 229 pacientes afectados. Protección Civil da consejos para evitar estos incidentes y también se apunta cómo actuar.

Entre octubre de 2014 y marzo de 2015, periodo en el que se concentran este tipo de intoxicaciones por el empleo de aparatos de calefacción para combatir el frío, el total de incidentes fue de 130 frente a los 75 del mismo periodo anterior (con 147 afectados y ocho fallecidos). En lo que va de octubre ya se han registrado cuatro incidentes con seis afectados en León (dos), Soria y Zamora.

 

Se da la circunstancia de que el pasado invierno se produjo un aumento destacado del número de intoxicaciones por combustibles vegetales (cisco, carbón y leña) con respecto al periodo anterior, ya que supusieron más del doble, según los datos del Servicio de Emergencias 112.

 

Ahora que llega de nuevo el frío, hay una serie de consejos que desde Protección Civil se imparten para intentar evitar este tipo de intoxicaciones. 

 

1 - Recordar que está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.

 

2 - Apagar estufas por la noche y cuando no sean realmente necesarias.

 

3 - Nunca usar hornillos de cocina y/o el horno como forma de calefacción.

 

4 - Hacer revisar todos los años -por un profesional acreditado- las estufas, estufas catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de calefones, termotanques y calefactores de tiro balanceado.

 

5 - Verificar que no estén obstruidos los conductos o rejillas de ventilación. Un simple espacio por donde circule y se renueve el aire es fundamental y puede salvar una vida.

 

6 - No usar braseros o estufas a queroseno o cisco para calentarse. Si no puede evitar usarlas, apáguelas y retírelas del ambiente antes de acostarse. Es preferible abrigarse con más ropa.

 

CÓMO ACTUAR ANTE CUALQUIER SÍNTOMA

 

Los síntomas comunes de intoxicación son dolor de cabeza, náuseas y vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/o pérdida de conocimiento. En altas concentraciones puede generar la muerte en minutos.

 

Ante estos primeros síntomas, abrir puertas y ventanas, mantener los ambientes bien ventilados y retirar a las personas que se encuentren en el lugar contaminado.

 

En todos los casos, concurrir al hospital más próximo al domicilio. El tratamiento adecuado evita complicaciones y secuelas que pueden aparecer varias semanas después.