Suben de 8 a 9 años la petición de cárcel para el neonazi acusado de apuñalar a otro en Valladolid

Al joven se le atribuyen la autoría de las lesiones por arma blanca sufridas en agosto de 2012 a las puertas del bar 'Sotabanco' de Valladolid.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular han elevado de ocho a nueve años de prisión la petición de condena para el joven neonazi y militar profesional Emilio José G.V, al que atribuyen la autoría de las lesiones por arma blanca sufridas en agosto de 2012 a las puertas del bar 'Sotabanco' de Valladolid por otro joven de la misma ideología a causa de las rencillas surgidas entre ellos a raíz de la ruptura de su anterior relación de amistad.

 

Aunque los informes de las partes serán expuestos este viernes, en la que será la tercera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid, el fiscal ha anunciado que mantiene la calificación de tentativa de asesinato para Emilio José G.V. y, alternativamente, deja abierta la posibilidad a un delito de lesiones (artículo 49.1 del C.P) con la agravante de alevosía, mientras que la acusación particular, que inicialmente pedía por asesinato frustrado, ha modificado para concretar que la conducta del neonazi se encuadra en el delito de homicidio intentado y, alternativamente, en unas lesiones que han dejado a su patrocinado el brazo izquierdo inútil.

 

Lo llamativo es que los dos acusadores, que provisionalmente pedían ocho años para el principal inculpado, han elevado la petición a nueve años, con independencia de que fuera condenado por tentativa de asesinato, homicidio frustrado o lesiones, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

En el caso de sus tres presuntos cómplices y compañeros de banquillo, Roberto A.G, Rodrigo R. del B. y Álvaro A.P, el fiscal sigue pidiendo para los dos primeros cuatro años de cárcel pero ha retirado los cargos contra el tercero, mientras que el letrado de la víctima ha subido de cuatro a cinco años la solicitud de condena para los tres filonazis.

 

En concepto de responsabilidad civil, Emilio José, Rodrigo y Roberto tendrían que indemnizar al lesionado, conjunta y solidariamente, con casi 58.000 euros de prosperar las pretensiones del acusador público, aunque el capítulo indemnizatorio se dispara hasta los 257.766 euros si el tribunal atendiera la cantidad interesada por la acusación particular.

 

Las defensas, sin embargo, se han mantenido firmes a la hora de invocar la inocencia y, por tanto, la absolución de los tres acusados de complicidad, mientras que en el caso del autor material de las lesiones, Emilio José G.V, su letrado ha planteado una condena global de tres años y, alternativamente, una de año y medio por lesiones.