Suárez será la primera persona enterrada en la Catedral de Ávila desde 1980

El dean de la Catedral, Fernando Carrasco, muestra el nicho donde será enterrado el ex presidente Suárez

Los restos mortales del ex presidente Adolfo Suárez recibirán este martes cristiana sepultura en el claustro de la Catedral de Ávila tras un funeral que será oficiado a partir de las 13 horas por el Obispo de Ávila, Jesús García Burillo, acompañado de medio centenar de sacerdotes entre los que estará el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez

El primer presidente de la democracia española, Adolfo Suárez, será enterrado este martes en el claustro de la Catedral del Salvador de Ávila tras un funeral previsto para las 13 horas que estará oficiado por el Obispo de Ávila, Monseñor Jesús García Burillo, en concelebración con medio centenar de sacerdotes.

 

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, ha explicado que el cuerpo de Suárez será recibido frente a la Escuela Nacional de Policía por la Policía Local de Ávila, que escoltará el féretro hasta la Catedral por el Paseo de Don Carmelo y la Avenida de Portugal. El Ayuntamiento ha invitado a todos los abulenses a "dar el último adiós a Adolfo Suárez y expresarle todo su cariño" en el recorrido que realizará hasta el primer templo de Ávila.

 

El funeral de Adolfo Suárez en la Catedral de Ávila será "una ceremonia como la de cualquier cristiano", ha explicado el Dean de la Catedral, Fernando Gutiérrez, quien ha informado de que los restos serán recibidos a la puerta del templo por el Obispo de Ávila. Posteriormente el féretro será colocado en el pasillo central de la Catedral y se celebrará la Eucaristía, en la que tomará parte el Coro Gregoriano de la Santa.

 

Después de la ceremonia se trasladarán los restos hasta el nicho donde ya le espera su esposa, situado en el claustro de la Catedral, para bendecir la tumba y realizar el enterramiento.

 

Fernándo Gutiérrez ha explicado que Adolfo Suárez pidió expresamente ser enterrado en la Catedral, honor que le fue concedido, a él y a su esposa, por el Cabildo Catedralicio y el entonces Obispo de Ávila, Adolfo González Montes.

 

El lugar de enterramiento, a escasos tres metros de la tumba del último presidente de la República, Claudio Sánchez Albornoz, ya se preparó hace unos años en otra ocasión en la que Suárez estuvo ingresado y está situado en el claustro porque el interior de la Catedral está reservado únicamente a cargos eclesiásticos. La última persona enterrada en la Catedral fue el Obispo de Ávila Santos Moro Briz en 1980.

 

Tras el funeral la Catedral de Ávila permanecerá abierta al turismo en su horario habitual, lo que significa que se podrá acceder a visitar la tumba del ex presidente previo pago de la entrada, de la que se encuentran exentos los abulenses.

 

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Ricardo Blázquez, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, han confirmado ya su presencia en un funeral que contará también, según ha informado el alcalde de Ávila, con "un ex presidente del Gobierno" y que, a pesar de buscar cierta intimidad, tendrá las puertas abiertas a la ciudadanía.

 

Miguel Ángel García Nieto ha insistido este lunes en que Suárez fue "un modelo a seguir y siempre le estaremos agradecidos por lo que ha hecho por España, los españoles y la ciudad de Ávila", por lo que ha anunciado, sin concretar, la próxima realización de un homenaje a quien ya tiene su nombre en distintas infraestructuras abulenses como el campo de fútbol del Real Ávila.

 

Noticias relacionadas