SsangYong XLV: práctico y polivalente

SsangYong continúa con su potente ofensiva de producto. En este caso, el último recién llegado es el nuevo XLV, un modelo que hace gala de una gran funcionalidad y polivalencia. Este SUV con cualidades de monovolumen ya se encuentra disponible en los concesionarios desde 20.000 euros, un precio que incluye un descuento promocional de 2.000 euros.

El nuevo XLV puede ser una gran opción de compra si buscas un vehículo polivalente para circular mayormente por carretera, pero que te permita ciertas excursiones fuera de ella. Además, su gran habitabilidad interior y enorme maletero, permite que sea el coche ideal para cualquier tipo de uso.

 

El interior del XLV ofrece a sus ocupantes un generoso espacio en las plazas delanteras sin perder ni un ápice de amplitud en las traseras, cuyos asientos permiten afrontar a sus ocupantes viajes largos con comodidad –éstos ofrecen unas inclinaciones que llegan hasta los 32.5 grados-. Mención especial merece su maletero, cuya capacidad oscila entre los 574 y los 720 litros. Permite albergar tanto equipaje como objetos voluminosos, gracias a una anchura máxima de 1,316 mm entre rueda y una altura y profundidad de 1.103 y 974 mm respectivamente. Además, los respaldos de las plazas traseras se reclinan hasta 32,5 grados y se abaten por completo en proporciones 40/60, todo ello para obtener una capacidad máxima de 1440  litros.

 

El XLV no sólo ofrece un gran espacio para sus ocupantes, sino también para guardar los objetos que les acompañan en su día a día, gracias a multitud de espacios de almacenamiento: guantera con espacio para un ordenador portátil de 13”, cuatro posavasos ubicados junto a los apoyabrazos, varios huecos portaobjetos y zonas de sujeción, reposabrazos central bajo el que se puede guardar una tablet de hasta 10.1” o alojamiento para una botella de 1,5 litros en cada una de las cuatro puertas y para dos envases más de 0.5 litros de capacidad en las puertas delanteras.

 

El modelo coreano también está a la última en tecnología, y buena prueba de ello es la incorporación de serie de elementos como la dirección asistida eléctrica Flex Steer con 3 niveles de dureza, el ordenador de abordo con indicador de ángulo de giro de las ruedas, el volante multifunción, el control de crucero y los intermitentes y limpiaparabrisas de un solo toque. Además, opcionalmente, equipa un sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas con conexión USB, HDMI y Bluetooth de serie desde la versión premium, y navegador opcional con cartografía europea, climatizador bizona con función de memoria desde la versión Premium.

 

El volante deportivo con la parte baja achatada y los diales binoculares con retroiluminación led, aportan originalidad al interior del XLV, cuyos asientos destacan por su cuidado diseño y por los materiales empleados. En el desarrollo de los mismos, se ha trabajado a conciencia la distribución de la presión ejercida por el cuerpo, todo ello para reducir la fatiga en largos desplazamientos y, así, aumentar el confort de sus ocupantes.

 

DISPONIBLE CON DOS MOTORIZACIONES 

 

El modelo se ofrece en combinación con dos motores de producción propia que cuentan con una cilindrada de 1.6 litros. El gasolina, que responde a la denominación 'XGi160', es un atmosférico dotado de distribución y admisión variable. Desarrolla 128 CV de potencia y un consumo homologado de 6,8 litros en ciclo combinado. Por su parte, la opción diésel, que se denomina 'XDi160', es un turbodiésel de geometría variable, common rail y 115 CV de potencia máxima. Su consumo homologado es de sólo 4,5 litros cada 100 kilómetros en ciclo combinado asociado a la caja manual, y de 5.9 litros a los 100 km si se opta por la caja automática.

 

En cuanto a dotación de seguridad se refiere, el XLV incorpora de serie en todas sus versiones 6 airbags de serie y la posibilidad de equipar, opcionalmente, el de rodilla, un completo ESP que integra la protección antivuelco ARP, el control de tracción, el asistente a la salida en pendientes, el ABS, el asistente a la frenada BAS, la distribución electrónica de la frenada EBD y el encendido automático de las luces de emergencia. Además incluye el sistema de monitorización de presión de los neumáticos que indica la presión de cada rueda.

 

El nuevo SsangYong XLV ofrece una garantía de 5 años o 100.000 kilómetros, que demuestra la confianza del fabricante coreano en la fiabilidad de sus productos.