Soria no renovará el decreto del carbón tras su finalización en 2014

José Manuel Soria
El Gobierno intenta que Bruselas acepte mantener abiertas en 2019 las explotaciones competitivas


MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Gobierno no puede "ir más allá" del periodo de aplicación del real decreto de restricciones técnicas, que incentiva la quema de carbón nacional en centrales eléctricas, de modo que la norma dejará de aplicarse en el año previsto, 2014, anunció el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

"No es una decisión de este Gobierno. Es una decisión del año 2010, y ese real decreto lo que establece es que las ayudas finalizan en diciembre de 2014. Podrían finalizar antes, pero este Gobierno no las va a finalizar antes. Habrá en 2013 y 2014, pero no podemos ir más allá", afirmó Soria.

El ministro realizó estas consideraciones en declaraciones a los periodistas tras la inauguración de la XVI Conferencia Iberoamericana de Ministros y Empresarios de Turismo CIMET 2013 en Madrid, antesala de Fitur.

En la memoria económica del proyecto de orden de peajes eléctricos remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que no llegó a publicarse oficialmente, Industria cifraba en 450 millones el coste anual en 2012 y en 2013 de la aplicación de este decreto, en el que las centrales térmicas disfrutan de un precio garantizado por quemar el carbón nacional.

Soria sostuvo que "el Gobierno no suprime las ayudas a la quema del carbón", sino que las suprime el propio real decreto de restricciones al contemplar una fecha de finalización. Esta norma, recordó, dejaba la opción de suspender el decreto del carbón antes de su finalización en 2014, lo que el actual Ejecutivo no hará.

"Este Gobierno lo que ha decidido es llevar (los incentivos a la quema del carbón nacional) hasta el límite de donde dice ese real decreto", sostuvo el ministro.

2019.

Soria también dijo que la "novedad" es que el Gobierno "está intentando con la UE que aquellas empresas que hayan sido competitivas puedan seguir abiertas" a partir del 1 de enero de 2019, momento en el que la Comisión Europea fija el cierre de las instalaciones no rentables.

"Si hay explotaciones mineras que puedan ser competitivas sin necesidad de ayudas a partir del año 2019, ¿por qué deberían cerrar aunque hayan recibido ayudas con anterioridad? Eso sí es una novedad", afirmó.

"El Gobierno lo está haciendo y va a trabajar en esa línea lo estamos haciendo con el Grupo Parlamentario Popular en el Parlamento Europeo, no es fácil, es difícil, es muy complicado, porque está incluido en una decisión de la UE de agosto de 2010", explicó.