Soria advierte de que el déficit de tarifa de 2013 ya no irá a los mercados y lo financiarán las empresas

Dice que el coste de la energía es un "serio problema de competitividad", mientras Siemens pide certidumbre


MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, advierte de que el déficit de tarifa de 2012 será el último que se titulice en los mercados de deuda, con lo que los desfases que se puedan producir este año y los siguientes tendrán que ser financiados por las empresas.

Durante su intervención en la presentación del informe 'Claves de la competitividad de la industria española', realizado por PwC, el ministro aseguró que el déficit de tarifa "es probablemente uno de los problemas más graves de la economía española", no solo por lo que implica de desajuste, sino porque está "residenciado en los balances de las operadoras".

"Hasta ahora, este déficit ha sido titulizado por el FADE, que ha vencido en diciembre", de modo que "si continuara generándose a partir de ahora no tendría esa posibilidad de titulización", explicó el ministro para aludir al efecto sobre los balances de las empresas procedente de este desajuste.

Soria también aludió al "serio problema de competitividad vía costes energéticos" de España. Las industrias del país tienen un coste medio superior a la de los competidores europeos, "y sin embargo los ingresos del sistema eléctrico son recurrentemente inferiores a los costes regulados", afirmó.

Junto a esto, defendió las reformas acometidas por el Gobierno y expresó su confianza en una pronta salida de la recesión. Pese a ello, reconoció que las reformas "no en todo han dado su fruto" y que "todavía hay serios y profundos desequilibrios" en aspectos como el paro, el déficit público y la financiación bancaria.

CERTIDUMBRE.

Durante la presentación del informe, la presidenta de Siemens, Rosa García, reclamó al Gobierno "certidumbre en los precios de la energía" para la industria, a la que citó como una de las claves para la recuperación económica.

"Es importante tener una energía barata. Junto a los gastos de personal, los energéticos son importantes y necesitamos tener certidumbre sobre cuánto cuesta la energía hoy y cuánto va a costar en los próximos años", afirmó.

García también consideró que España "está redefiniéndose" y advirtió de algunos de los posibles problemas dentro del ámbito industrial, entre ellos una posible "obsolescencia" que, unida a la menor productividad, deteriore la competitividad del sector.

La industria es, a juicio de la presidenta de Siemens, una actividad "fuera de la economía del 'monopoly' que ha conducido a esta situación" y "puede ayudar al país a salir de la crisis". El peso de la industria equivale a un 13% del PIB, y a un 26% si se toma toda la actividad inducida.