Solo el ovino anima el nuevo año...

La mesa de ovino vivió una polémica entre ganaderos y compradores (Foto: Chema Díez)

Semana mala para el sector que vivió una polémica en la fijación de precios para un descenso de 0,60 euros. 

El nuevo año ha dejado, como es habitual, un mal sabor de boca en el sector ovinoLa mesa no se puso de acuerdo en la fijación del precio ya que los compradores demandaron un euro de bajada y los ganaderos no cotizar al entrar en el sector en un tiempo complicado y cíclico que se repite después de cada Navidad.

 

Ante esta situación, algunos ganaderos llegaron a pedir no cotizar al no existir muchos animales en el mercado ("todo vendido") mientras que los compraodres se desmarcaron con una petición de bajada de 1 euro "para dejarlos a un precio real. Las cámaras están llenas", argumentaron.

 

Finalmente el presidente de la mesa cortó y fijó una bajada de 0,60 euros para los lechazos, mientras que los corderos también han tendido a la baja con descensos de entre 0,10 y 0,40 euros para las distintas categorías.

 

CEREAL Y VACUNO, ESTABLES

 

En el resto de mesas, muy pocas novedades ya que no hubo ningún tipo de variación en los precios. La mesa de cereales optó de mutuo acuerdo por una clara repetición porque el mercado así lo indicaba.

 

Lo mismo ocurrió en la mesa de vacuno de vida, que repitió los precios de la semana pasadas pese a los mayores movimientos en el mercado y el aumento de la demanda de terneros. El mercado contó solo con 731 cabezas (influyó el cambio de día) con unas ventas totales.

 

Quien sí modificó el valor de los animales fue el vacuno de carne con una subida de 0,03 euros para los machos y una repetición de las hembras porque existe más pregunta y demanda de animales.