Sólo cuatro de los 403 pasos a nivel de Castilla y León desaparecerán en los próximos meses

Un paso a nivel inactivo en Salamanca. Foto: F. Oliva

El último plan de Adif para el período 2016/2024 contempla la supresión de cuatro pasos a nivel en toda Castilla y León: dos en Burgos y otros dos en Palencia. Ahora mismo hay más de cuatrocientos. Sólo se va a actuar sobre los más peligrosos.

Los pasos a nivel han sido durante años la pesadilla de las carreteras. En los '70 del pasado siglo llegó a haber cerca de 10.000 repartidos por todo el país y ahora mismo se han quedado en la mitad con los sucesivos planes para suprimir algunos o para dotarlos de medidas de seguridad en aquellos casos en los que eran sin barreras. Siempre se actúa en función de la peligrosidad.

 

Adif ha puesto en marcha un plan para suprimir progresivamente los pasos a nivel que más intensidad de tráfico de vehículos registran de entre los aún presenta la red ferroviaria convencional española. El plan, que tiene un horizonte de ejecución hasta 2024, comenzará con la eliminación de un primer lote de 74 cruces entre carreteras y líneas de tren repartidos por once comunidades autónomas.

 

En el caso de Castilla y León, la inversión superará el medio millón de euros, pero el número de pasos en los que se va a actuar va a ser reducido. Según datos facilitados por Adif a TRIBUNA, en la relación de los que están pendientes de supresión se incluyen en este contrato-programa  para el periodo 2016-2024 cuatro pasos a nivel de Red Convencional en la región; son los ubicados en los términos municipales de Rebolledo de Torres (1, línea convencional Venta de Baños-Santander), Magaz de Cepeda (1, línea convencional Palencia-Coruña), Ponferrada (1, línea convencional Palencia-Coruña) y Pancorbo (1, línea convencional Madrid-Hendaya). A ellos habría que añadir los de la red métrica, trenes de vía estrecha que circulan fundamentalmente por Palencia, Burgos y León.

 

Estos son los que están en la lista de los que Adif considera más peligrosos, que es sobre los que se va a actuar en Castilla y León y en Toda España. Según la propia empresa, actualmente hay 403 repartidos por la red ferroviaria convencional castellano y leonesa, con lo que se va a suprimir sólo un 1%.

 

La decisión ha sido oficial al publicarse en el BOE del día 1 de agosto la resolución de Adif por la que se licitan el contrato para llevar a cabo esta actuación. Según el documento, el contrato por un total de 5,8 millones de euros está dividido en varios lotes. El de Castilla y León es el número 3, para el que el presupuesto es de 504.132,67 euros. 

 

 

ELIMINACIÓN PROGRESIVA

 

Según los planes de Adif, entre 2005 y 2012 se suprimieron 1.931 de estos pasos, que llegaron a superar los 10.000 en la década de los '70 del siglo pasado. A principios de este siglo, se cambiaron los criterios de evaluación de su nivel de seguridad; en principio sólo se tenía en cuenta el número de vehículos que pasaban y se actuaba allí donde el tren circulaba a más de 160 km/h, pero se pasó a evaluar la visibilidad o el historial de accidentes. Con esta información, se clasificaron esos casi 2.000 pasos a nivel y, según los planes de Adif, en esos dos cuatrienios se tenían que haber eliminado todos empezando por los 410 más peligrosos.

 

En virtud de la actual legislación, el tráfico de vehículos que registra un paso a nivel es el factor determinante para determinar si ese cruce de la carretera con una línea de tren debe suprimirse o bien contar con distintos niveles de protección (instalación de barreras o semibarreras automáticas, señalización vertical, señales sonoras o acústicas, entre otras). Con el nuevo el plan de supresión de pasos a nivel 2016-2024 Adif pretende la "progresiva" supresión de aquellos pasos a nivel cuyo uso por parte de vehículos de carretera ha crecido en los últimos años "como consecuencia del desarrollo urbano de distintos núcleos de población", según dichas fuentes.

Noticias relacionadas