Solidaridad en los supermercados de Valladolid para la Gran Recogida del Banco de Alimentos

Durante toda la jornada de viernes y sábado diferentes establecimientos recogen los productos donados por los vallisoletanos.

Miles y miles de kilos, sin parar. Uno detrás de otro. Los garbanzos, lentejas y judías se iban apilando unos encima de otros, justo al lado de la leche y el chocolate. No puede faltar de nada. Y es que el objetivo esta bien marcado. Nada más y nada menos que 300.000 kilos que se esperan alcanzar entre este viernes y sábado con la Gran Recogida organizada por el Banco de Alimentos de Valladolid, una meta lejana pero que se espera alcanzar gracias a la solidaridad de los vallisoletanos, que copan desde este primer día los supermercados donde pueden depositarse los alimentos.

 

El año pasado fueron 275.000, pero el amago de que el chicle se podía haber estirado un poco más dejó al Banco con ganas de haberlo prolongado un tiempo. Esta vez la oportunidad está clara. “La gente se ha volcado, sí”, asegura Loli Remesal, una de las voluntarias que iban recogiendo ordenadamente los productos y a la que le ha tocado en el Mercado de Parquesol. “Ha habido gente que ha venido, ha comprado un carro, lo ha donado entero y se han marchado sin nada para ellos”. Sorprendente cuanto menos.

 

¿Y qué es lo que se necesitan en estas dos jornadas de donativos? Desde el Banco de Alimentos se han destacado diferentes productos como aceite, leche, chocolate, legumbres o cereales, y eso es precisamente lo que han ido donando las diferentes personas que han ido pasando por las cajas de los supermercados.

 

Se trata de la tercera campaña de recogida de alimentos, en la que participan hasta 115 establecimientos de Valladolid. Carrefour (2 centros) y Carrefour Market (1 centro); Mercadona (16 centros en Valladolid y 1 en Medina del Campo); El Corte Inglés (4 centros); Día y El Árbol (51 centros en Valladolid, 10 en la provincia); Gadis (9 centros); Eroski (1 centro); Makro (1 centro); Lidl (3 centros en Valladolid y 1 en Medina del Campo) o Lupa (6 centros en Valladolid, 9 en la provincia).

 

Y esto solo acaba de comenzar. Los kilos y kilos de comida pronto desfilarán hacia las naves del Banco de Alimentos para pronto ser distribuidas, y es que la lógica intención es que puedan llegar a cientos de familias vallisoletanas para estas navidades. Sin duda, un gesto solidario más, propio de unas fechas que cada vez están más cerca.

Noticias relacionadas