Škoda Octavia: más tecnológico

El modelo más vendido de la marca checa se renueva para mejorar en diseño y equipamiento. Las primeras unidades llegarán a España en febrero de 2017.


 

Después de casi tres años en el mercado, Škoda realiza una serie de cambios en la tercera generación de su berlina más exitosa. A primera vista, las modificaciones en su carrocería no son excesivas, siendo los grupos opticos delanteros los principales cambios. Éstos, que ahora están divididos en dos secciones, pueden equipar opcionalmente la tecnología full-LED. En menor medida también cambian los paragolpes y los pilotos traseros.

 

En su interior, la principal novedad son los sistemas de infoentretenimiento. Todos ellos cuentan ahora con pantallas en diseño de cristal que responden a la más ligera presión. Asimismo, el Navegador Columbus cuenta ahora con una pantalla de 9,2 pulgadas, tiene un puerto WLAN y puede incorporar un módulo de tarjeta SIM con sistema LTE para lograr una conexión a internet ultrarrápida.

 

La oferta de motores estará compuesta por cinco opciones de gasolina y cuatro Désel. Se podrá elegir entre un amplio abanico de cilindradas (de 1.0 a 2.0 litros) y potencias (entre 84 CV y 184 CV). Casi todos los motores estarán disponibles con una transmisión DSG de seis o siete velocidades, además de la caja de cambios manual. Por su parte, la tracción integral estará asociada a las motorizaciones 1.8 TSI y 2.0 TDI.

 

En cuanto a equipamiento se refiere, el renovado Octavia adopta nuevos asistentes a la conducción. Destaca, especialmente, el asistente de remolque, que se hará cargo de la dirección cuando se va marcha atrás lentamente. También cabe mencionar la protección predictiva de peatones, el detector de ángulo muerto, la alerta de tráfico trasero -asegura cambios de carril seguros y ayuda a salir marcha atrás cuando el coche está estacionado en batería- y un optimizado asistente de aparcamiento.