Sindicatos y grupos parlamentarios regionales quieren viajar a Francia y contactar con Lactalis

Los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León pedirán autorización al Pleno para viajar a Francia junto a los trabajadores de Lauki y contactar con la Dirección de la multinacional francesa Lactalis.

Los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León pedirán autorización al Pleno para viajar a Francia junto a los trabajadores de Lauki y contactar con la Dirección de la multinacional francesa Lactalis, propietaria de la factoría vallisoletana que pretende cerrar.

  

Así lo ha explicado el secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras, Vicente Andrés, tras una reunión de la Mesa de las Cortes de Castilla y León con el Comité de Empresa de Lauki y representantes sindicales de UGT y CCOO.

  

Andrés, en declaraciones a los medios recogidas por Europa Press, ha explicado que los grupos pedirán en el próximo Pleno, que se celebrará los días 17 y 18 de mayo, autorización para acudir a Francia y contactar con Lactalis y además presentarán una iniciativa parlamentaria en contra del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que presentará la empresa para cerrar la factoría vallisoletana, al igual que ya se hiciera el 28 de abril para apoyar la continuidad de la misma por unanimidad.

  

En la iniciativa parlamentaria se pretende invitar de nuevo a la negociación ante la propuesta para hacer a la fábrica vallisoletana "la más competitiva", al tiempo que se solicitará al Pleno autorización para viajar a Francia.

  

Se trata de, a través del poder legislativo, aunar esfuerzos y caminar "un poco por una delegada línea roja", ha señalado Andrés tras la reunión, aunque para ello hay que seguir "las normas" de las Cortes, ha añadido el presidente del Comité de Empresa de Lauki, José Manuel González, quien ha reiterado que el mensaje es que la fábrica siga como hasta ahora, para lo que cuentan con todos los apoyos en Castilla y León.

  

González ha asegurado que éste es un "paso más" y ha insistido que su línea en las reuniones con la empresa, una de las cuales se ha celebrado este jueves, es insistir en que no se presente un ERE y se presenten medidas para mantener la planta, algo que los trabajadores y sus familias han exigido con una nueva concentración a las puertas de la misma.

  

En la reunión, la empresa ha presentado un informe que hacía frente al presentado por la Fundación Anclaje en la que se proponían medidas para hacer más competitiva aún la fábrica de Lauki, pero los sindicatos han rechazado su análisis y han pedido que se remita a la Fundación Anclaje, que fue la que realizó la propuesta.