Sindicatos y Banco Ceiss acuerdan indemnizaciones de 30 días y 22 mensualidades y reduce el número de despidos en un 18%

(Foto: I. Calle)

El convenio, que se terminará de redactar en esta jornada, hace que se suspendan las protestas de los días 9, 10 y 13 de mayo. Otras condiciones se centran en prima voluntaria de 20.000 euros más 700 por año trabajado y suspensión de contrato a 150 personas con el 20% de sueldo durante 24 meses.

Sindicatos y dirección de Banco Ceiss ya han llegado a un principio de acuerdo en la sexta reunión que han celebrado para dilucidar despidos, reducciones de jornada y todos los recortes necesarios para la viabilidad de la entidad financiera.

 

Así lo han acordado en un nuevo encuentro que han mantenido en León, en el que se ha acordado además, por parte de los sindicatos, la suspensión de las protestas fijadas para los días 9, 10 y 13 de mayo.

 

Algunos de los acuerdos a los que han llegado sindicatos y dirección de Banco Ceiss son los siguientes: los despidos serán a trabajadores de 57 años, que cobrarán un 60% de su salario y dos años de carencia hasta que cumplan los 63.

 

Otro de los puntos acordados se centra en que las bajas indemnizadas serán de 30 días por año y un máximo de 22 mensualidades, según ha podido saber TRIBUNA.

 

Este jueves se acababa el plazo de negociación del ERE, que en principio iba a afectar a 1.500 trabajadores, cantidad que se rebajó a 1.320 en una reunión anterior.

 

Además, las organizaciones sindicales UGT y CSICA han firmado este miércoles un preacuerdo con el Banco Ceiss (Caja España-Duero) con el que se reduce el número de despidos en un 18 por ciento y se consigue que las 1.230 extinciones planteadas se hagan casi en un 50 por ciento vía prejubilaciones.

  

Asimismo, los sindicatos han logrado que la reducción estructural que pretendía la empresa de un 15 por ciento haya quedado en un nueve por ciento y, dentro de este porcentaje, se compute el complemento de antigüedad. Para muchos trabajadores la reducción estructural será solo anticipar la pérdida de dicho complemento; en algunos casos incluso menor.

  

Las reducciones de los pluses funcionales en un 30 por ciento (del 50 por ciento previsto) y el descuelgue de algunos capítulos del convenio colectivo que se recuperarán dentro de tres años permiten que los empleados de 56 años puedan acceder a la prejubilación y con ello otros 175 compañeros no salgan despedidos.

  

Según han informado UGT y CSICA en un comunicado conjunto, quedan desconvocadas las huelgas "por unanimidad de las secciones sindicales presentes en la mesa de negociación". Estos sindicatos han reiterado que CC.OO. y UEA tienen de plazo hasta el próximo lunes día 13 para adherirse al preacuerdo.

  

Para UGT y CSICA, el acuerdo se debe juzgar "como un todo" y no por partes, "según le convenga a cada uno" en función de sus intereses personales o sindicales; se debe tener en cuenta el entorno en el que se firma y no otros anteriores en el tiempo; las condiciones que lo rodean; las posibilidades de llegar a ese acuerdo y no a otros, así como el equilibrio entre todos los grupos que componen el conjunto de personas afectadas de una u otra manera.

  

No obstante, apunta que los trabajadores han retrocedido "un montón de años" en sus condiciones económicas. "Lo que hay es lo que hay, no lo que nos gustaría que hubiera ni lo que disfrutábamos no hace mucho", ha apuntado y ha agregado que el sector financiero no es el único que ha retrocedido considerablemente.

 

"MÁS QUE RAZONABLE"

  

En este contexto, ha explicado que la aplicación de la reforma laboral, con algunos "adornos", no se ha producido en el Banco Ceiss porque el apoyo de la plantilla ha sido "determinante" a la hora de conseguir que lo que parecía un "hundimiento brutal" de la situación laboral haya quedado en algo "más que razonable".

  

El preacuerdo alcanzados entre los sindicatos y la empresa incorporan medidas sociales como indemnizaciones más favorables para las personas de mayor edad; mecanismos  de voluntariedad como criterio de selección del personal afectado; medidas de movilidad geográfica; medidas de reparto del empleo mediante la suspensión de contratos y consiguiente disminución del número de despidos; protección de las personas afectadas por las medidas adoptadas en el acuerdo en materia de ayudas financieras y un plan de recolocación externo al amparo de la legislación vigente.

  

El número máximo de trabajadores afectados por el despido colectivo será de 1.230 y el plazo de ejecución de las medidas del acuerdo, salvo cuando se establezca expresamente otra cosa, se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2014.

 

AHORRO DE COSTES

  

En cuanto a las medidas de ahorro de costes, se aplicará una reducción salarial estructural con efectos de 1 de julio de 2013 en el porcentaje del nueve por ciento del salario fijo total anual, excluidos los complementos funcionales que perciba el trabajador en esa fecha.

  

Adicionalmente, todos los complementos funcionales no previstos en el convenio colectivo se reducirán en un porcentaje del 30 por ciento sobre su cuantía en el momento de aplicación de la medida, sin que se altere su naturaleza jurídica en la cuantía restante.

  

Además, con efectos de 1 de julio de 2013 quedarán suprimidos los premios y pagas de antigüedad, natalidad y nupcialidad y se liquidará la parte devengada de los premios y pagas de antigüedad a dicha fecha.