Simancas y cinco urbanizaciones unificarán la depuración de sus aguas residuales

La depuradora del Camino Viejo de Simancas será fundamental para la unificación del tratadom de aguas residuales. A.MINGUEZA

Hasta ahora cada una lo hacía de manera individual, pero se unirán para cumplir con el compromiso medioambiental. Las obras comenzarán entre enero y marzo y durarán dos años.

Es cuestión de tiempo, otra de las grandes metas para el Ayuntamiento de Simancas en la recién iniciada legislatura. El objetivo es que el pueblo de Simancas y sus cinco urbanizaciones unifiquen su depurado de aguas residuales, algo que por el momento realizan cada una de ellas de manera individual. Y al fin se llevará a cabo, tal y como ha confirmado el alcalde, Alberto Plaza, a Tribuna.

 

“Se pretende una conexión conjunta llevando esa agua hasta las depuradoras de Valladolid”, ha comenzado el primer edil. “La previsión, porque la obra ya está adjudicada, es que comiencen las obras entre enero y marzo del año que viene. Se están haciendo los trabajos previos, los preparativos de una obra muy importante para cumplir la legislación medioambiental a la que estamos obligados”.

 

De esta manera, se espera que la obra tarde en ejecutarse un periodo aproximado de dos años, de manera que se hará de manera gradual. “Supondrá tener la legalidad y seguridad de que estamos cumpliendo con lo que supone una obligación moral, conservando nuestro medio ambiente. Cada vez cala más en la población, y hasta ahora nos pasaba más desapercibido el tema de la depuración de las aguas residuales”, hace ver Plaza, satisfecho por el pronto inicio.

 

Eso sí, no todo son buenas noticias. “Esa obra va a suponer complicaciones en el tráfico y en otros aspectos para cumplir con la Comunidad Europea, que nos obliga a tener en buenas condiciones nuestros sistemas de depuración”, reconoce el alcalde, quien invita a tener paciencia a los vecinos, quienes serán debidamente informados. Y es que todo será cuestión de ir cumpliendo los plazos.