Silvia Clemente señala que 6.300 hectáreas han resultado dañadas por las lluvias, con Soria como protagonista

(Foto: Chema Díez)

Muchas parcelas están aseguradas por lo que, en esos casos, la respuesta la tendrá que dar el seguro.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha cifrado en más de 6.300 hectáreas la superficie dañada por las tormentas en forma de pedrisco de esta semana en la comunidad autónoma de Castilla y León, ubicadas principalmente en la provincia de Soria.

  

Tras aclarar que su departamento trabaja en estos momentos en el análisis de las zonas afectadas para recabar todos los datos de superficie afectada, la consejera ha indicado que los cultivos más afectados se encuentran mayoritariamente en la provincia de Soria, donde se han computado ya más de 6.300 hectáreas.

  

Según sus datos, el pedrisco ha afectado tanto a cereal de invierno como a producciones de regadío, con especial incidencia a las parcelas sembradas de patata y de hortalizas.

  

Dicho esto, ha aclarado también que esa afección varía mucho en función de las zonas, con comarcas de Soria en las que los daños han sido "más ligeros" y otras, como Coscurita y Almazán, más afectadas con pérdidas de entre el 80 y hasta el cien por cien.

  

Silvia Clemente ha apuntado también a una zona dañada en El Cubo del Vino, en Zamora, si bien ha aclarado que la superficie sembrada de cebada ya estaba cosechada mientras que el trigo no se ha visto muy afectado. Por último, ha informado de que una tormenta del 23 de junio dañó unas 500 hectáreas en la provincia de Burgos, con pérdidas que oscilan entre el 20 y el 50 por ciento.

  

"En el resto no hay zonas dañadas", ha añadido la consejera, quien ha recordado muchas parcelas están aseguradas por lo que, en esos casos, la respuesta la tendrá que dar el seguro. Para el resto, ha apuntado a deducciones en pagos de impuestos y al anticipo de ayudas del pago de la PAC.