Silván apuesta por el mantenimiento de patrimonio viario pero no renuncia a reclamar al Gobierno corredores "esenciales"

Silván
El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván, ha abogado por priorizar las inversiones en el mantenimiento del patrimonio viario pero ha advertido de que no renuncia a reclamar al Gobierno el cierre de los corredores "esenciales" para la Comunidad como la Autovía del Duero (A-11) o la autovía Valladolid-León (A-60).
VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)



Silván se ha expresado así en el marco de la jornada 'Infraestructuras y comunidades autónomas: Inversiones en el nuevo escenario' que organiza Executive Forum, en la que se ha preguntado para qué y a qué se deben destinar los recursos públicos, a lo que él mismo ha respondido que a "priorizar".

En concreto, considera que se debe dar prioridad al mantenimiento y del patrimonio viario, "activo" que todos están obligados a conservar con el fin de que no pierda valor, y rechaza que se generen "expectativas" sobre obras nuevas, autovías o carreteras, lo que no sería un ejercicio de "responsabilidad política o social".

En este sentido es en el que los fondos se contemplan en los Presupuestos Generales de la Comunidad, ha señalado Silván, quien ha explicado que los recursos de los últimos años se han destinado a una red viaria autonómica que ya es "muy aceptable", una "buena red", que permite ahora no hacer inversiones en obra nueva.

Sin embargo, esto no significa que se renuncie a los objetivos marcados por la Junta o al propio Plan Regional de Carreteras, aunque sí se debe ser conscientes del escenario actual.

CORREDORES "ESENCIALES"

Asimismo, ha advertido de que tampoco se renuncia a pedir al Gobierno de España los cierres de los "corredores esenciales" e "irrenunciables" para Castilla y León, entre los que ha citado la A-11 y la A-60, que son "vertebradores" para la Comunidad. Pero al mismo tiempo ha señalado que son conscientes de la situación y de la "gran inversión" que hace el Ejecutivo central en materia ferroviaria.

En este contexto, considera que el futuro de Castilla y León pasa por el nuevo corredor del Eje Atlántico, que Europa considera "prioritario", y en el que Castilla y León ocupa una posición "preeminente" de nudo de comunicación. Así, cree que hay que ser capaces de no perder la oportunidad de aprovechar los más de 26.000 millones de euros que la Unión Europea destinará a estos corredores prioritarios, entre ellos el Eje Atlántico, que "atraviesa" la Comunidad "de norte a sur y de este a oeste".

Para ello, ha recordado que con el fin de presentar proyectos a Europa y unir esfuerzos y recursos, se ha creado un grupo territorial como la macrorregión Resoe, en la que participan Galicia, Asturias, Castilla y León y las regiones Norte y Centro de Portugal, que tiene como fin acudir a Europa para decir cuáles son los proyectos "fundamentales" en materia de infraestructuras.

NUEVO MARCO REGULADOR

Durante su intervención, Silván también ha señalado que en una situación en la que hay menos necesidades "inmediatas o urgentes" de nuevas infraestructuras y con menos recursos a disposición, la planificación y la programación "deben primar" para acertar en la elección de qué hacer para ser más eficientes.

Por ello, ha puesto de manifiesto la necesidad de dotarse de herramientas que, con criterios técnicos "rigurosos", introduzcan en la selección de inversiones el análisis del ciclo de vida de la infraestructura, "incrementando la necesidad de estudios de viabilidad", más allá de la exigencia actual para el contrato de concesión, en garantía de una debida transparencia.

De esta forma, considera necesario "un nuevo marco regulatorio" de contratación pública, adaptado a los nuevos tiempos, "con nuevos criterios que frenen el desajuste de la oferta y la demanda y primen la calidad en el precio pagado".

Asimismo, asegura que también es necesario buscar fórmulas de financiación que permitan canalizar los recursos procedentes del sector privado para sacar adelante proyectos que "por sí solos" los gobiernos "no pueden asumir sin incrementar sensiblemente su nivel de endeudamiento".