Siguiente match ball del CB Valladolid ante un Baskonia sin Odom

El Baloncesto Valladolid visita este sábado (20.15 horas) al Baskonia en un partido de necesidad y en el que no debutará la estrella del conjunto vasco, Lamar Odom.

Ricard Casas comparecía este viernes en rueda de prensa previa al partido ante Baskonia (sábado 20.15, Buesa Arena) con cara de circunstancias, aunque claramente más optimista que tras la derrota de la semana pasada frente al Estudiantes. No queda otra. Con catorce partidos todavía por delante, lo menos que debe hacer el Baloncesto Valladolid es dar la cara en la pelea por la permanencia, que se antoja más complicada que nunca.

 

“Hay que seguir haciendo lo que toca”, arrancaba el entrenador, tras una semana convulsa en la que fue ratificado por la directiva. “Hay que tener continuidad, llegar al máximo de lo que podamos hacer. Desde luego, yo seguiré dando el 100% de mis posibilidades”, ha seguido.

 

Precisamente hubo quien vio la ratificación del técnico como un claro toque de atención a los jugadores, en una constante búsqueda de culpables ante semejante hecatombe. “No sé hasta qué punto se sentirán responsables, pero si yo me he sentido bastante responsable ellos también deberían, y así ha sido. Ellos deben entender la situación y que todos estamos en el mismo barco”.

 

“Tampoco creo que les haya sentado mal, no creo que mi ratificación haya creado esa tensión con los jugadores. Y si alguno se ha sentido así, que se ponga las pilas”, ha continuado Casas, con gesto serio.

 

“Dada la situación en la que nos encontramos, con un equipo que no funciona y sin nombres, hay muchos que deberían dar el paso, pero no lo dan”. El mensaje para los jugadores señalados, caso claro de Suka Umu, expedientado, está claro. “Todos debemos trabajar juntos”.

 

Ante la insistencia de su estado anímico, el técnico catalán quiso zanjar el tema dejando patente que sigue adelante. “No es cuestión de que me encuentre mal de fuerzas, si fuera por eso desde que luego que ya me habría marchado. Después del partido ante Estudiantes, ofrecí mi cargo por honradez, por dignidad. Si tú empujas y nada se mueve, es evidente que estás haciendo algo mal”.

 

En cuanto al viaje hasta el Buesa Arena –“parece que últimamente dejamos lo deportivo siempre para el final”, dijo Casas en tono sarcástico-, no se plantea nada fácil el enfrentamiento ante el Baskonia. “Hay que estar atentos a la capacidad de juego, podemos tener opciones con las defensas de bloqueo directo”.

 

Un Baskonia que descansa en la novena posición de la tabla con nueve victorias y diez derrotas, pero que tendrá la baja de su reciente fichaje estrella Lamar Odom, que todavía no está en condiciones de jugar.

Noticias relacionadas