Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Siguiendo la estela del rodaje de 'El Cid' en Torrelobatón

Un trabajo, concluido recientemente por los realizadores Elena Ferrándiz y Pedro Estepa, recuerda el rodaje de la película en la localidad vallisoletana de Torrelobatón en 1.961 con el documental 'Bienvenido Mr. Heston'. 

Estos dos jóvenes realizadores arrancaron el proyecto ya hace dos años, ya que la familia de Pedro Estepa tiene una vivienda en la localidad vallisoletana y se dieron cuenta de que tenían "el material" para un trabajo en un un documental "delante mismo".

 

 

Estepa ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que uno de los objetivos de este trabajo es hacer un homenaje no sólo al pueblo de Torrelobatón y a las personas que participaron o asistieron al rodaje, sino también a "los pueblos españoles" y su "diversidad de ambientes" que permite a los realizadores disponer de numerosos "platós de cine" repartidos por todo el país.

 

El equipo que realiza este documental, formado principalmente por Estepa y Ferrándiz, con la ayuda de César Maderal como director de Fotografía y operador de cámara, ha concluido ya la fase de montaje y en las próximas semanas podrá lanzar ya el primer tráiler promocional de la pieza, que prevén tener completamente lista para presentarla a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

 

Durante los últimos dos años, el equipo ha entrevistado a unas 60 personas, como habitantes de Torrelobatón que recuerdan las jornadas del rodaje, como personas que entonces eran estudiantes y participaron como extras, miembros del equipo de rodaje, como el veterano decorador de cine Gil Parrondo, o los hijos del productor de 'El Cid', Andrea Bronston; y del actor Charlton Heston, Fraser C. Heston.

 

Durante varios días de marzo de 1961, la vida de Torrelobatón, como recuerda Estepa, se vio alterada por la llegada de esta superproducción de Hollywood, protagonizada por Heston y Sofia Loren, si bien sólo el primero de ellos estuvo presente en la localidad, donde se rodó una de las primeras escenas del filme, en la que se escenificaba el perdón de Rodrigo Díaz de Vivar y su padre a dos emires que se encontraban prisioneros en el castillo de Vivar.

 

BRONSTON, EL ARTÍFICE

 

Estepa añade que la elección de Torrelobatón, así como de Ampudia (Palencia), Madrid o Peñíscola para el rodaje de este clásico del cine medieval se debió principalmente al productor Samuel Bronston, que contaba con unos estudios en la capital de España, cuyo espacio actualmente ocupan los estudios Luis Buñuel de Televisión Española.

 

El principal gancho del documental es la figura del actor protagonista y una de las estrellas cinematográficas del momento. De hecho, el título es una referencia expresa a su nombre y también velada al clásico de Luis García Berlanga 'Bienvenido Mr. Marshall', por los paralelismos entre la historia ficticia y la llegada de la industria cinematográfica norteamericana a un pequeño pueblo de la meseta.

 

Los vecinos, según refleja el documental, recibieron a Heston "con los brazos abiertos" y de hecho se recoge el testimonio de algunas de las mujeres que recuerdan los tres días de rodaje y evocan el atractivo del actor, mientras que los varones lamentan que no estuviera en Torrelobatón la coprotagonista femenina, Sofia Loren.

 

Fraser C. Heston, hijo del intérprete norteamericano y actualmente director y productor cinematográfico, ha sido otro de los entrevistados, para contar los recuerdos que guarda de aquel viaje a España, pues acompañó junto a su madre al actor en el rodaje de la película. Así, se evoca alguna anécdota como la del día que fue disfrazado de vaquero.

 

También se cuenta con los testimonios de Andrea Bronston, la hija del productor, o del "clásico" director artístico Gil Parrondo, ganador de dos premios Óscar y cuatro Goya, "un maestro de los decorados incansable", que actualmente tiene 93 años.

 

El hilo conductor del documental serán las crónicas que firmó el periodista local Antonio Hernández Higuera para el diario El Norte de Castilla, pues se desplazó hasta Torrelobatón en 1961 para cubrir la noticia y narrar todos los pormenores del rodaje.