Sigue el lío de los escaños: Pablo Iglesias quiere sentarse a la misma altura que Pedro Sánchez

Podemos presenta una nueva propuesta para la polémica distribución de escaños: ahora plantean ocupar parte de las filas destinadas al PSOE. Pablo Iglesias compartiría fila con Pedro Sánchez y estarían a la misma altura.

El grupo parlamentario de Podemos ha trasladado este miércoles al presidente del Congreso, Patxi López, un reparto alternativo de los escaños en el hemiciclo, según el cual Podemos ocuparía parte de la bancada del PSOE, desde la primera fila hasta el gallinero, y también parte de la central. De este modo, su líder, Pablo Iglesias, estaría a la misma altura que el del PSOE, Pedro Sánchez, cerrando la fila que abrirá el socialista.

 

Según el plano facilitado por Podemos, que su portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, ha entregado personalmente a López, el reparto alternativo supondría desplazar a ERC a la bancada central en la que ha estado siempre, sacándola del emplazamiento entre Podemos y el PSOE que aprobó este martes la Mesa de la Cámara. Podemos plantea, en concreto, que los independentistas catalanes se distribuyan entre la primera y la cuarta fila del gajo central, junto al PNV y Democracia y Libertad, por un lado, y Ciudadanos por otro. Por su parte, el Mixto subiría y ocuparía sólo dos filas. Esquerra también había criticado su ubicación en la distribución acordada por la Mesa con el apoyo del PP, Ciudadanos y la vicepresidenta segunda, la socialista Micaela Navarro.

 

En este nuevo reparto, que la Mesa estudiará en su próxima reunión si hay consenso para ello, Ciudadanos mantiene prácticamente la distribución inicial, aunque perdería dos asientos de la primera fila de la bancada central y otros dos de la segunda, que pasarían a ser de ERC. En su lugar, ocuparía parte de la sexta línea del 'quesito' del PP, además de los cuatro asientos del gallinero de esa zona que ya se le ha adjudicado la Mesa.

 

Además de plantearle su propuesta al presidente de la Cámara, Podemos se la ha remitido al resto de grupos, ya que para que salga adelante debe contar con el apoyo del resto de fuerzas parlamentarias. Según ha explicado Errejón en declaraciones a los medios, ya cuentan con el visto bueno de ERC. "Hemos hablado y hemos compartido que era injusta la distribución. Hemos presentado una propuesta que les parece bien y que reubica a los grupos siendo todo lo ecuánimes que hemos podido y creo que así lo reconoce todo el mundo que la ha visto", ha defendido el número dos de Podemos.

 

 

"SOMOS LA TERCERA FUERZA"

 

En este punto, Errejón espera que se imponga "el sentido común" que, a su juicio, "les asiste" y que el PP, Ciudadanos y el PSOE, que votaron a favor de la distribución de escaños en el hemiciclo, cambien de postura. "Somos la tercera fuerza y tenemos una ubicación que es la que equivaldría a la séptima. Vamos a trabajar igual, como si nos mandaran a la cafetería, pero es una falta de respeto a los cinco millones de ciudadanos que votaron por el cambio", ha denunciado, para añadir que el acuerdo de la Mesa les hace pensar que les quisieran "castigar por algo".

 

De este modo, Errejón ha avisado al resto de fuerzas de que "se tienen que acostumbrar" a que "las instituciones no son de ningún partido" sino "de todos" y que a cada uno le corresponde una presencia "según cómo los ciudadanos han votado, no según la Mesa". Asimismo, ha vuelto a aprovechar para criticar la "gran coalición" que se está reflejando en el funcionamiento de la Mesa entre PP, PSOE y Ciudadanos desde el inicio de la legislatura, ya que los tres primeros acuerdos --la composición de este órgano, los grupos parlamentarios y ahora la distribución de escaños-- se han hecho de tal manera para que "nada cambie".

 

"En eso nos imaginábamos al PP y a Ciudadanos, que allí donde ha podido ha apoyado al PP, pero no nos imaginábamos al PSOE, que durante el día dice que quiere gobierno de cambio y por la tarde pacta todo con el PP y con Ciudadanos", ha lamentado. A este respecto, Errejón ha instado al PSOE a decidirse ya sobre la oferta de gobierno que el líder de su partido, Pablo Iglesias, puso el viernes sobre la mesa, y que pasa por formar un tripartito también con IU, en el que el líder socialista, Pedro Sánchez, ocuparía la Presidencia y el del partido morado, la Vicepresidencia.

 

 "Los órganos del PSOE tendrán que decidir en algún momento si quieren gran coalición o gobierno de cambio. De momento, las decisiones en la Mesa apunta a gran coalición para que nada cambien", ha lamentado. Por ello, ha avisado a los socialistas de que "ninguna fuerza que se tenga alguna estima en términos democráticos ahora podría considerar en serio permitir al PP renovar en la Moncloa", después de las detenciones de varios de sus miembros en Valencia en el marco del caso Imelsa.

 

"Creo que la posibilidad de Rajoy de ofrecer acuerdos que sean atractivos para cualquier fuerza que se tenga en alguna estima en términos de regeneración democrática va decayendo conforme vamos conociendo noticias como la trama de Valencia y los 24 arrestados", ha ahondado.