Signus analizará la procedencia de los neumáticos usados que se venden en España

El Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados (Signus) ha alcanzado un acuerdo con la Confederación Española de Talleres de Reparación y Afines (Cetraa), la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) y la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) para analizar la procedencia de los neumáticos usados que se comercializan en el mercado español.



MADRID, 2 (EUROPA PRESS)



Para ello, Signus implantará medidas de control en los puntos de generación que motiven "dudas razonables" en relación con la procedencia de los neumáticos usados que se venden, en lo que se refiere al cumplimiento de sus obligaciones medioambientales.

Esta iniciativa está en línea con la preocupación del Sistema sobre el perjuicio medioambiental que puede generar el aumento del mercado de reposición de neumáticos usados, que no cumplen con las exigencias normativas para garantizar la correcta gestión del residuo que se cree tras su utilización.

Signus indicó que las cubiertas usadas adquiridas en el extranjero o procedentes de los desguaces son consideradas de reposición, por lo que los responsables de su venta tienen que adherirse a un sistema integrado de gestión de neumáticos fuera de uso y abonar la cantidad para financiar la recogida y correcta gestión del residuo.

La entidad explicó que la creciente demanda de este tipo de neumáticos está provocando la aparición de talleres dedicados "casi en exclusiva" al montaje de productos usados, "que solicitan a Signus la recogida gratuita de los residuos sin que en muchos casos haya un conocimiento claro de su procedencia y del cumplimiento de las obligaciones previstas".

El Sistema indicó que durante el pasado ejercicio gestionó 26.000 toneladas de neumáticos usados por encima de su obligación, lo que equivale a más de 3,5 millones de cubiertas de turismo procedentes en gran medida de dicho "fraude", lo que supone a la entidad un sobrecoste de cinco millones de euros.