Siete mociones en el Pleno ordinario de septiembre

Las más destacadas, la de IU para buscar un plan de apoyo al pequeño comerciante o la del PSOE para tratar el tema “Konecta”.

Se trataba de un Pleno con pocas mociones, al menos respecto al del pasado mes de agosto, pero no por ello iba a contar con menos pelea por parte de PP u oposición formada por PSOE e IU. Había que tratar temas espinosos como el del traslado de la empresa Konecta a Valladolid desde Torrelavega, el Club Baloncesto Valladolid, un proyecto de creación de ayudas a familias para la adquisición de material escolar o un plan de ayuda al pequeño comerciante de Valladolid.

 

“En varias mociones he agradecido la buena predisposición del PSOE, más concretamente de Óscar Puente, que ha estado comprensivo con temas como el Baloncesto Valladolid o la moción para revisar los problemas que afectan a ciertos barrios de la ciudad”, decía el alcalde Javier León de la Riva a los medios después de una sesión que duró cuatro horas.

 

Y es que el problema con los barrios de Vadillos, San Juan y la Plaza Circular –una moción presentada por el Grupo Socialista para aprovechar la casa cuartel de la Guardia Civil de Vadillos y convertirla en un centro deportivo o para limpiar el solar existente en la Plaza de San Juan- contó con bastante sintonía entre Ayuntamiento y PSOE. La moción terminó rechazada, pero pendiente de revisión en un futuro.

 

En cuanto al CB Valladolid, Puente exigió transparencia con las cuentas para poder valorar la verdadera situación del equipo, algo en lo que sí cedió el Ayuntamiento, “siempre y cuando no se revelen datos que puedan acabar siendo perjudiciales”, concluyó un alcalde que después evitaría hablar más del tema “para no fastidiar a posibles patrocinadores que pueden caer en cualquier momento”.

 

TEMA KONECTA Y PEQUEÑO COMERCIO

 

Algo más peliaguado fue el asunto de la empresa Konecta, que pronto será trasladada a Valladolid desde Torrelavega con gran parte del equipo ya existente y que será trasladado desde allí, tema que ha creado polémica porque en principio la empresa había asegurado que se crearía ese empleo en Valladolid y porque gran parte de la plantilla de Santander ve ese traslado obligatorio como un despido forzado.

 

“Tenemos un documento que atestigua que la propia empresa nos dijo que se crearían 700 empleos aquí en Valladolid. En el Pleno los socialistas nos han acusado de que nos lo habíamos inventado, pero tenemos el documento aquí mismo”, dijo De la Riva mientras mostraba la hoja de papel.

 

“Se estaba llevando en secreto y yo no quería decir el nombre de la empresa hasta que se concretara su llegada, pero un periodista levantó el tema y no me quedó otra opción que reconocerlo. Eso fastidió un poco a la empresa, que se levantara tan pronto, pero poco más se podía hacer. El tema del traslado nos afecta menos, las contrataciones dependen de la empresa, aunque fastidia que finalmente no se sepa si se podrán crear esos empleos aquí en Valladolid”, continuó.

 

La moción del pequeño comercio, presentada por IU, también tuvo su polémica en el Pleno. El representante Manuel Saravia acusó al Ayuntamiento de no ayudar suficiente a los pequeños establecimientos, a lo que Mercedes Cantalapiedra, concejala de Comercio, respondió que el primer punto para propulsarlo sería crear un parking en la zona del Mercado del Val.

 

Fue entonces cuando Saravia explicó que se había reunido con representantes del comercio de Valladolid para hacer un plan con ellos para mejorar el sector. “Durante el propio Pleno escribí un mensaje al presidente de Fecosva y me dijo que hacía tres meses que no hablaba con IU de ese tema, aunque sí de otros como el del Mercado del Val”, diría después De la Riva, desmintiendo a Saravia. Tanto la moción de Konecta como el de la ayuda a los pequeños comerciantes –“una moción innecesaria, contraproducente y demagógica de IU”, según Cantalapiedra- acabaron rechazadas por el PP.

 

MOCIÓN DE AYUDAS A FAMILIAS Y BICIS

 

La siguiente moción a tratar era un tema bastante de actualidad para la mala situación de muchas familias, una propuesta del PSOE para ayudar a las más necesitadas para la adquisición de libros y material escolar, ahora con la vuelta al colegio de los más pequeños. Aquí se mostraron especialmente críticos los socialistas, en boca de Victoria Soto, en cuanto vio que el PP no consideraba procedente dicho apoyo y que en caso de hacerse cargo alguien, debería hacerlo la Junta de Castilla y León.

 

“Los alumnos de todos los colegios tienen sus derechos, y a los políticos nos pueden perdonar muchas cosas, pero no que juguemos con su futuro”, dijo la concejal socialista. La propuesta tampoco salió adelante.

 

En el último tema a tratar sí hubo consenso por parte de los tres grupos. Tanto PP, como PSOE e IU estuvieron de acuerdo con incluir  la ciudad de Valladolid a la Red de Ciudades por la Bicicleta.