Siete maestros de la oralidad inundarán el Calderón de Valladolid con cuentos de amor, humor y otros grandes temas

TRIBUNA

Lo hacen en el marco de la XXI Muestra Iberoamericana de Narración Oral Escénica, que se celebra desde este martes y hasta el 14 de marzo.

Siete maestros iberoamericanos de la oralidad inundarán la sala Delibes del teatro Calderón de Valladolid con cuentos de amor, humor y otros grandes temas en el marco de la XXI Muestra Iberoamericana de Narración Oral Escénica, que se celebra desde este martes y hasta el 14 de marzo.

 

La cita, que nació con la "luz larga" de quien busca crear un proyecto para que perdure y que, en esa senda, quiere llegar a las 50 ediciones para convertirse en "tradición", reunirá a siete narradores españoles e iberoamericanos que trasladarán al público cuentos sobre grandes temas como el amor o el humor.

 

El responsable de la Muestra, Francisco Garzón, quien ha abanderado la defensa de la narración oral, que no existía para adultos y que mantiene distancias con los "cuentistas y cuentacuentos", ha explicado que comenzarán este martes con el mexicano José Víctor Martínez Gil y la argentina Verónica López Skapin, debutante en Valladolid, quienes protagonizarán un "mano a mano de cuentos" titulado 'Dos acentos con humor y más'.

 

El miércoles 12 será el turno del español Juan Reig, quien con 'El lapón de la escalera y otros cuentos' pondrá de manifiesto el modo en que la narración oral puede cambiar de matices y temas mientras que Fátima Martínez y Jesús López-Tapia, ambos españoles, protagonizan la sesión del jueves 13 con 'Tanto por contar', un cuento "humanístico y dramático".

 

La Muestra, que inicia en Valladolid un viaje que les llevará a Madrid, Zurich, Helsinki y Tallin para, "en algún momento", llegar a La Habana, concluirá el viernes 14 de marzo con 'Un cuarteto de cuento', que cuenta en el reparto con la colombiana-suiza Gladys Corredor, "la que más ha contado en más países del mundo", de nuevo Martínez Gil y los españoles Reig y Jorge Zapata.

 

Todos ellos reinventarán sus cuentos, nacidos de anécdotas personales o tradiciones orales y que cambian a cada interpretación en función de sus contextos, y demostrarán que la oralidad, además de arte y disfrute, es una "urgencia".

 

"Se muestra a los jóvenes el poder inconmensurable de la oralidad (...) esa palabra viva es esencial", defiende Garzón, quien ha rechazado los augurios sobre la desaparición de la palabra, "que no será sustituible mientras seamos humanos".

 

Por su parte José Víctor Martínez Gil, quien ha asegurado que Valladolid es "la ciudad amorosa de los cuentos orales", ha ido más allá y ha explicado que, además de cuentos, los narradores compartirán "experiencias vivas, humanísticas e intensas" que entregarán al público de la ciudad, que ha representado con unos "brazos abiertos".