Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Si te quieres divorciar... ¡a veranear!

Que solo uno elija el destino y sobre todo viajar con los suegros son algunas de las causas que inciden, según un estudio, en que haya más divorcios y separaciones tras el verano.


 

Rumorean las malas lenguas que tras la época estival es cuando más divorcios y separaciones se producen. La convivencia diaria, en vez de ser placentera, en ocasiones se torna complicada y acrecenta las pequeñas disputas silenciadas a diario por el estrés del trabajo y la rutina.

 

Del estudio que ha realizado la agencia online Felices Vacaciones se desprende que no para todos fueron tan felices. O sí, quién sabe, porque si lo que buscas en la separación igual te interesa seguir leyendo. 

 

Según señalan, las causas principales de conflicto durante el periodo vacacional no surgen de tener que elegir entre la piña colada o el San Francisco. Ya podía. Lo que de verdad mina la relación en ese trocito de paraíso que tu y tu pareja habéis elegido para desconectar es precisamente que solo un miembro del matrimonio se haya involucrado en la elección de destino. Pero, sobre todo, uno de los factores más determinantes para acabar tus vacaciones quemada, y no precisamente por el sol, es viajar con los suegros. 

 

Entre los consejos para evitar que tu placer sea tu tortura están los básicos: mantener una actitud positiva ante los problemas que aparezcan, o sorprender a tu pareja con cenas románticas o detalles que sepas que van a gustar, son pequeños gestos que contribuirán a que vuestro matrimonio salga reforzado del lugar donde otros perecen.