Sí se puede Valladolid saca pecho y hace público el coste de su campaña electoral

Charo Chávez, de Sí se puede Valladolid. A.MINGUEZA

La marca local de Podemos gastó 5.757 euros y recibirá una subvención pública de 9.768 por los resultados, de manera que “la ciudadanía se ahorrará más de 4.011 euros”.

Sí se puede, marca local de Podemos en Valladolid, se encuentra en un momento clave de su corta historia. Toda vez que apoyarán de manera puntual al socialista Óscar Puente el próximo sábado en la investidura, con el objetivo de echar del sillón de alcalde a Javier León de la Riva, el partido morado se ha convertido en una llave fundamental para estos días de negociaciones, idas y venidas en el Ayuntamiento. Pero también hay tiempo para sacar un poco de pecho.

 

Y es que Sí se puede ha hecho públicas sus cuentas económicas para la campaña electoral que tuvo lugar antes del 24 de mayo, las cuales han arrojado “un gasto de 5.757,59 euros repartido entre material gráfico, publicidad, sistema de votación de primarias y equipos de sonido”. “No hemos necesitado caravanas ni asesores, alquilar grandes locales, ni pagar comidas o transportes, porque la gente que ha trabajado en nuestra candidatura de forma honesta y voluntaria es nuestro mayor valor”, han asegurado.

 

De esta manera, al partido encabezado por Charo Chávez obtendrá una subvención pública de 9.768,60 euros, gracias a los tres concejales cosechados con 16.585 votos. “Esto significa que la ciudadanía se ahorrará más de 4.011 euros y constituye la demostración de que, para llevar la voz de la ciudadanía a las instituciones, no es necesario depender ni de bancos ni de grandes empresarios”.

 

Y es que Sí se puede, en su balance económico, ha querido destacar que toda su financiación ha llegado “sin pedir dinero a los bancos”. “Nos hemos apoyado en la gente que entiende de una manera diferente la vida política y social, no como ha sido hasta ahora la de los partidos tradicionales. Gracias a ello, conseguimos recaudar 4.080 € con un sistema de microcréditos que serán devueltos íntegramente”.

 

Por cierto que Sí se puede continúa manteniendo reuniones regulares con el socialista Óscar Puente para establecer ciertos criterios a cambio de su apoyo el próximo sábado, para que este sea alcalde. Entre ellos, y uno de los que más problemas está causando, el establecimiento de un sueldo de 1.935 euros al mes para el primer edil, punto que Puente es reticente a aprobar de momento.