Sí se puede propone que el alcalde de Valladolid cobre un máximo de 1.935 euros al mes

Charo Chávez, después de reunirse con el Grupo Socialista en el Ayuntamiento. A.MINGUEZA

El partido morado ha mantenido este lunes la segunda reunión con el PSOE Valladolid para tratar condiciones a cambio del apoyo para que Óscar Puente sea alcalde.

Segunda reunión entre PSOE Valladolid y Sí se puede, marca local de Podemos. El acercamiento entre el partido rojo y el morado ha tenido lugar este lunes por la tarde en el propio Ayuntamiento de la ciudad, lugar idóneo puesto que será el apoyo de Sí se puede el que permitirá ser alcalde al socialista Óscar Puente, si bien la reunión tenía precisamente como objeto establecer ciertas condiciones en cuanto este sea envestido primer edil el próximo 13 de junio.

 

Tanto Charo Chávez, concejal electa y cabeza visible de Sí se puede, como el líder socialista coincidieron en declaraciones a la prensa posteriores a la reunión en un punto; reinó el clima de cordialidad a la hora de que los morados propusieran ideas y el PSOE las recibiera. ¿Y de qué se habló? “Varios puntos fundamentales”, comenzó Chávez.

 

Primero, y probablemente fundamental en el devenir de Valladolid, la limitación de sueldos en el Ayuntamiento, tanto para alcalde como para concejales. “Hemos propuesto un máximo de 1.935 euros al mes, el triple del salario mínimo interprofesional, que para una ciudad como Valladolid es más que suficiente”. Puente no se mostró muy partícipe de ello, si bien reconoció que “hay que ajustar salarios tanto por arriba como por abajo”. Un tema a tratar en el futuro. Pero hay más.

 

“También hemos puesto sobre la mesa una auditoría para ver qué pasa con las deudas del Ayuntamiento y con los contratos públicos. Otro punto es el tema de los desahucios, ya que se producen siete diariamente y es algo que no puede pasar a partir del día 15”. Y aquí sí coincide más bien el líder socialista. “Muchas de estas ideas las llevamos ya nosotros en nuestro programa o lo complementan”, incidió. Es decir, que en estos dos temas es bastante más fácil que haya consenso.

 

“Es hora de poner límite a esta triste realidad”, prosiguió Chávez antes de resaltar que también se ha hablado de líneas rojas en cuanto a gasto público, de manera que se debe evitar gasto en ciertos eventos y en alquiler para desarrollarlos, además de en seguridad privada o en coches personales.

 

TRATADO DE LIBRE COMERCIO

 

Pero más de una hora de reunión dio para mucho. El Tratado Internacional de Libre Comercio, del que Sí se puede propone la salida de la ciudad Valladolid, “beneficiaría a los pequeños comerciantes”. “La trascendencia de este tratado puede ser bastante grande para el desarrollo de la ciudad”.

 

Resumiendo, “aplicar la austeridad total” para tratar de hacer recortes públicos y no a los ciudadanos. Antes de la investidura del 13 de junio, en la que Óscar Puente será nombrado alcalde con el apoyo de Valladolid Toma la Palabra y Sí se puede, habrá al menos una reunión más, aún sin fecha.