'Short Term 12', una historia "universal" creada por Cretton, arranca la primera ovación del público

La producción estadounidense 'Short Term 12', una historia "universal" que profundiza en las experiencias reunidas por los adolescentes residentes en un centro de acogida, ha arrancado este domingo la primera ovación del público de la 58 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

La cinta, que se acerca a las vivencias de distintos protagonistas, siempre marcadas por dramas familiares y personales, nace de un cortometraje homónimo que, premiado en diversos festivales, el director presentó como "deberes" de sus estudios cinematográficos; ahora se proyecta en Valladolid, cita en la que busca alzarse con la Espiga de Oro.

  

La propia experiencia del director como colaborador de un centro juvenil de estas características, sumado a los testimonios que fue grabando a lo largo del tiempo, conforman el esqueleto de 'Short Term 12', que entrelaza aquellas historias y las hace "universales", según ha reconocido el director, quien ha justificado esta consideración en las opiniones, los galardones y aplausos disfrutados.

  

En este sentido, el joven director hawaiano ha considerado un "regalo" el hecho de que un trabajo realizado junto a dos amigos en California pueda "conectar tanto" con personas de distintos puntos del planeta que comparten detalles vitales muy similares a los que se plasman en su trabajo. "Me entusiasma ver cómo conecta con distintas culturas".

  

Amante confeso de todos los géneros aunque con predilección por el cine realista, que volverá a centrar su próximo proyecto, Cretton carga una parte esencial del peso de la película en el personaje de Grace, una de las responsables del centro en el que también trabaja Masen, su pareja, y Nate, un joven estudiante que decide colaborar con ellos.

  

Es en ese centro en el que conviven a diario con las historias de Marcus, un joven de color a punto de cumplir los 18 y que, abandonado por su madre, adora los peces y usa la música para afrontar su realidad, o Sammy, un niño de vida atormentada y silenciosa arropada por muñecos.

  

Con un pasado complicado, Grace afronta su maternidad con reparos pero el amor de Masen le hace dar un paso adelante y cerrar en falso las heridas de su pasado, que volverán a abrirse en el momento en el que Jayden ingrese en el centro; la joven, que llega a través de los contactos del director, ha perdido a su madre y mantiene una complicada relación con su padre, quien se lamenta de su comportamiento.

 

LOS SECRETOS DE GRACE

    

La confesión de los secretos de Jayden, quien poco a poco se abre a Grace, hace que se despierten en ésta sus fantasmas: el de su madre, fallecida y rodeada siempre de muchos hombres, y el de su padre, a punto de salir de prisión después de que ella le denunciara por abusos cuando era sólo una niña.

  

De este modo, a la vez que Grace trata por todos los medios de que Jayden saque a la luz su secreto y pueda liberarse de sus miedos, ella tiene que afrontar su pasado, que Masen desconoce y que, de mano del silencio, abre un abismo en la relación entre los dos jóvenes.

  

La elección de los personajes más jóvenes fue especialmente sencillo, según ha detallado el director, quien recordaba el estrés que acompañó las tres semanas de casting y sus temores a no encontrar los actores "perfectos" que, finalmente, fueron apareciendo para cada papel y a quienes eligió por lo que le transmitieron.

  

"A partir de ahí, trabajar con ellos fue algo muy satisfactorio", ha reconocido el director, quien ha ensalzado además el papel que el humor juega en su película: los testimonios y experiencias captadas por los dos protagonistas en centros de estas características les permitieron comprobar cómo el humor quita "carga emotiva y peso".

  

Por ello y dado que el chiste "disuelve la tensión", el humor se hacía necesario "para la supervivencia", según Cretton, quien ha defendido el interés de los temas que aborda su trabajo.

 

EL DIRECTOR

  

El hawaiano Destin Daniel Cretton ha escrito y dirigido varios cortos entre los que se incluyen 'Longbranch: A Suburban Parable' (2002), 'Bartholomew's Song' (2006), 'Deacon's Mondays' (2007) y 'Short Term 12', que obtuvo un Premio del Jurado en el Festival de Sundance de 2009 y fue seleccionado para los Oscar de la Academia.

  

Esa nominación le animó a adaptar la historia al largometraje pero antes debutaría en el largo con 'I Am not a Hipster', que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance de 2012, y en el mundo del documental con 'Drakmar: A Vassal's Journey', premio al mejor documental en el Festival Internacional de Cine Independiente de la Comic-Con de San Diego en 2006, y 'Born without Arms' (2009).