Sharleen Spiteri, cantante de Texas: "La industria musical ha sido y será sexista"

Sharleen Spiteri, cantante del grupo Texas

"Los ejecutivos de las grandes compañías hablan de artistas como Rihanna, Lady Gaga y Beyoncé, "las más grandes del mundo" a las que se refieren "como si fueran carne".

Se cumplen 25 años desde el primer concierto que ofrecieron los escoceses Texas en la Universidad de Dundee (Reino Unido). Aquel recital, en el que sus componentes apenas sobrepasaban los 20 años, supuso el comienzo de una larga carrera a la que el grupo suma ahora otro logro: 'The conversation', un nuevo disco compuesto por doce canciones que se publica el próximo 20 de mayo.

 

Han pasado ocho años desde que Texas publicó su último álbum, 'Red Book', un tiempo transcurrido que ha resultado ser mayor de lo esperado. "Al principio iba a ser un parón de dos años, pero en 2009 Ally McErlaine --guitarrista de la banda-- sufrió un aneurisma y en 2010 decidimos salir de gira", explica Sharleen Spiteri, cantante de la banda.

 

A sus 45 años, Spiteri mantiene un aspecto casi adolescente --aunque con arrugas visibles-- y energía suficiente para someterse a varias entrevistas sucesivas. Además, disfruta de cada pregunta, sea cual sea, y no duda en criticar la industria musical o alabar a las nuevas generaciones de músicos.

 

Para la publicación de 'The conversation', la banda ha fichado por PIAS, un sello que les permite tener "más independencia" que otras grandes compañías. Según señala Spiteri, "hoy en día las nuevas bandas están creando su propia imagen, diseñan sus propias portadas y graban sus propios videoclips", algo que considera "fantástico".

 

"Lo hacen en función de su visión artística, y de eso se trata la música. En cambio, en los últimos diez años eso no ha sido así, porque las compañías discográficas decían cómo hacerlo y yo no creo que exista una receta o una fórmula", opina.

 

Preguntada por el machismo que rodea al mundo de la música, Spiteri subraya que "la industria siempre ha sido y será sexista", ya que "en este negocio el sexo vende" y lamenta la forma "despectiva" en la que los ejecutivos de las grandes compañías hablan de artistas como Rihanna, Lady Gaga y Beyoncé, "las más grandes del mundo" a las que se refieren "como si fueran carne".

 

En su día, la cantante de Texas también tuvo que soportar escuchar algún comentario fuera de lugar, lo que la ha enseñado a comprender que "el error está en seguir el juego" a estos hombres. "No estoy aquí para hacer amigos ni para hacerme famosa, todo lo que me preocupa es mi banda y nuestros discos", subraya.

 

A su juicio, "no se trata de si alguien es hombre o mujer, sino de si es bueno o malo en lo que hace". A pesar de ello, defiende el uso de imágenes "sexys", que tengan algo de misterio. "Odio lo obvio", indica.

 

LA GIRA POR ESPAÑA, EN DUDAS

 

Según adelanta Spiteri, Texas comenzará a girar en octubre o noviembre, un tour con el que esperan visitar España, aunque admite que aún "no es seguro", ya que la crisis económica que sufre el país podría ser un inconveniente. "No tiene sentido venir si los promotores creen que no habrá mercado", señala.

 

No obstante, destaca lo mucho que le gusta el público español. "Ayer dimos un concierto en Madrid y fue magnífico. Me encanta la chulería española y no saber lo que va a pasar. En un minuto el público se vuelve loco y empieza a dar palmas y a cantar. Entonces pienso: esta gente realmente sabe cómo pasárselo bien", destaca la cantante.

 

ALLY MCERLAINE: REGRESO A LA VIDA 

 

En 2009 el guitarrista de Texas, Ally McErlaine, sufrió un aneurisma, un grave problema de salud que mantuvo al músico en coma durante tres meses y durante un año entero en el hospital. Según cuenta la voz de Texas, a pesar de haber estado "tan cerca de la muerte", cuando se recuperó les dijo que quería volver a tocar en directo con el grupo.

 

Spiteri recuerda que cuando aún estaba hospitalizado, su mujer le pidió que llevara una guitarra. "Un día empezó a tocar y fue emocionante, estaba sorprendido al ver que sus manos se podían mover", señala. Actualmente, McErlaine está "completamente recuperado y toca la guitarra".