Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Servicios Sociales refuerza el programa para acoger transeúntes durante olas de frío

El Albergue municipal, con 58 plazas, presenta una media diaria de 48 personas desde el 21 de noviembre. 

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid han reforzado desde el 21 de noviembre el dispositivo para cubrir el alojamiento desde el Programa de atención a personas indomiciliadas y transeúntes de cara a las posibles olas de frío durante el invierno.

  

Los recursos de alojamiento con que los que se cuenta son el albergue municipal, con un total de 58 plazas, 46 de ellas dispuestas para hombres y 12 para mujeres, aunque durante las olas de frío "se suele cambiar la distribución", porque suele haber "más demanda de alojamiento para hombres que para mujeres", según ha informado el Consistorio en un comunicado recogido por Europa Press.

    

Complementariamente, se dispondrá de alojamiento en pensiones de la ciudad concertadas con anterioridad, "en número variable" en función de las necesidades de cada momento, "actualmente en torno a 12 camas".

  

Mientras está en marcha este dispositivo, se garantiza que "ninguna persona indomiciliada tenga que dormir en la calle" y que pueda acceder al albergue municipal "sin necesidad de 'vale de pernoctación' previo", que suelen proporcionar los Servicios de Primera Acogida.

  

Para ello, desde los Servicios de Primera Acogida se deriva a pensiones concertadas a "algunas de las personas que acuden a solicitar un lugar para dormir", con la finalidad de "disponer siempre de plazas libres" en el albergue que puedan ser ocupadas "en caso de necesidad urgente" y sin que los solicitantes lleven consigo el 'vale de pernoctación'.

  

La Policía Municipal, colabora "activamente", especialmente durante las olas de frío, y cuando encuentra a alguna persona indomiciliada en la calle, la deriva y acompaña al albergue, o las pensiones concertadas. Los agentes, en ocasiones, "se ven obligados a convencer a estos hombres y mujeres" para que se dejen ayudar y se cobijen del frío.

 

RESISTENCIA DE INDOMICILIADOS

  

Hay ocasiones, sin embargo, en que determinadas personas, con perfiles "muy concretos", se resisten a ser acogidos y prefieren permanecer en la calle. Se trata habitualmente de transeúntes o indomiciliados "con enfermedades mentales, abuso grave de alcohol o toxicómanos muy deteriorados". En estos casos, ni Policía ni Servicios Sociales pueden intervenir si los interesados lo rechazan, "a no ser a través de orden judicial".

  

Desde el 21 de noviembre han pernoctado en el albergue municipal de Valladolid una media diaria de 48 personas, 42 hombres y 6 mujeres, y otras siete personas en pensiones concertadas por el Ayuntamiento.

  

Durante las olas de frío se levantan "temporalmente" las sanciones a personas que "hayan causado problemas en el albergue" y a las que se haya prohibido su uso por este motivo. Por otro lado, el comedor social, que cuenta con 100 plazas, con  posibilidad de incremento hasta 125, tiene actualmente una media de 110 usuarios, "más a la hora de las comidas que a la de las cenas".