Sergio Ramos: "Casillas siempre será nuestro primer capitán"

El defensa del Real Madrid ha reconocido que es "raro estar en una convocatoria y que no se vea a Íker, pero es una decisión respetable del jugador y del nuevo técnico".

El central internacional del Real Madrid Sergio Ramos admitió que se le hace "raro" no ver al portero del Oporto Íker Casillas en la convocatoria de la selección española de fútbol y deseó que el equipo recupere el "espíritu ganador" en esta nueva etapa que se abre con Julen Lopetegui en el banquillo nacional.

 

"A todos nos sorprende, porque Íker es un jugador emblemático e histórico en el fútbol mundial y español. Es una ausencia importante y siempre será nuestro primer capitán. Es raro estar en una convocatoria y que no se vea a Íker, pero es una decisión respetable del jugador y del nuevo técnico", comentó a su llegada a la concentración en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

 

Sergio Ramos afronta la 'era Lopetegui' con "mucha ilusión por hacer las cosas bien". "Empieza una nueva era con un cambio radical. El que estemos cinco del Real Madrid habla de lo bien que se están haciendo las cosas en nuestro club, con la llegada de jugadores jóvenes como Asensio. El trabajo tiene su recompensa y la línea es seguir aportando jugadores al equipo", indicó.

 

No obstante, el central del conjunto blanco solicitó un poco de paciencia para que los jugadores puedan asumir la filosofía del nuevo seleccionador nacional. "Hay que tener calma. A pesar de que ha habido cambios, el grupo no ha cambiado mucho. Nos conocemos a la perfección y ahora, a intentar que la idea del míster seamos capaces de plasmarla en el campo", pidió.

 

En este sentido, el de Camas dijo que el objetivo ahora es "volver a recuperar ese espíritu ganador, esa confianza" de la excampeona del mundo y de Europa. "Hay que empezar a creer en esta selección. Tampoco hay que volverse locos y cambiar todo radicalmente. Ahora toca remar a todos en la misma dirección", manifestó.

 

A su juicio, es difícil dar el paso para renunciar a la selección nacional. "Cuando me toque tomar esa decisión, ya veré. Es difícil acostumbrarse a jugar, a ser titular y no jugar. Íker tiene todo el respaldo y apoyo de todos los compañeros por lo que ha sido para el Real Madrid y de la selección", aseguró.

 

Ramos confesó que aún no había tenido trato con Lopetegui, pero que tenía buenas referencias de otros compañeros. "La primera toma de contacto ha ido muy bien. Estoy muy ilusionado en esta nueva etapa y ahora hay que volver a confiar en este grupo que tiene un largo recorrido", comentó.

 

Por otro lado, el capitán del Real Madrid prefirió no pronunciarse sobre el fichaje de Paco Alcácer, compañero de selección, por el FC Barcelona. "No es un fichaje que me incumba. Le deseo lo mejor como a todos los compañeros de selección", declaró.