Sergio Ramos: "Aún no nos han mandado para casa... lucharemos hasta el último minuto"

Los cinco goles hicieron "dormir mal" al andaluz, pero "en una competición como ésta no te da tiempo a quedar lamentándote".

El jugador de la selección española Sergio Ramos ha comparecido en rueda de prensa, el día después de la abultada derrota ante Holanda, y a pesar de mostrarse dolido por el primer partido ha querido dejar un mensaje optimista señalando que no les han mandado "para casa todavía" y que por lo tanto deberán "luchar hasta el último minuto".

 

  

"Debemos confiar en nosotros mismos, no nos han mandado todavía para casa hay que luchar hasta el último minuto. Contra Chile hay que dejarse la vida", destacó el central español pensando ya más en la segunda cita que en la derrota del primer día.

    

En cuanto al partido frente a Holanda, Ramos indicó que "no es día para señalar a nadie", e hizo hincapié en que la selección española "es un grupo". Los cinco goles hicieron "dormir mal" al andaluz, pero "en una competición como ésta no te da tiempo a quedar lamentándote".

 

Sobre el apoyo de la afición tras la derrota, el jugador madridista dijo que "es algo importante". Ramos cree que en España "demuestran una confianza" que la selección "se ha ganado estos últimos años". "Ganar un Mundial es complicado, pero ya lo hemos conseguido y hay que confiar", añadió.

  

Además, cuestionado sobre la situación del vestuario, Ramos respondió con contundencia. "El vestuario mas unido que nunca, estamos llenos de ganas, pasión y orgullo propio para jugar contra Chile. Hay que recuperar y no volverse loco, aunque está claro que nos gustaría que el próximo partido fuese hoy", indicó.

  

Los problemas ante Holanda fueron para Ramos "más anímicos que físicos". Además, el central no quiso excusarse en el cambio de temperatura entre el lugar de entrenamiento y el del partido. "Las excusas son de perdedores, si hubiéramos ganado no se hablaría de nada de esto", resaltó.

  

Por último, sobre el fin de ciclo del que algunos hablan, Ramos fue muy tajante. "A mí, personalmente, me dan igual esos comentarios, porque no hay nadie con nombre y apellidos que lo diga. No se puede hablar de fin de ciclo porque sería una auténtica locura", concluyó.

Noticias relacionadas