Serbobosnios homenajean a Gavilo Princip, el asesino del archiduque Francisco Fernando que precipitó la I Guerra Mundial

Los líderes serbobosnios celebrarán su propio acto conmemorativo en Visegrado, donde un grupo de actores recreará el asesinato del archiduque y el juicio contra el joven Princip.

 

PRINCIP FUE RECORDADO COMO UN LIBERTADOR

 

Tras la primera Guerra Mundial, la ocupación austrohúngara dio paso al dominio desde Belgrado con el reino de Yugoslavia. Tras la Segunda Guerra Mundial, Princip fue recordado como un libertador y fue homenajeado durante el régimen de Josip Broz Tito.
                

 

El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, que suele amenazar con la secesión de su entidad de Bosnia, ha dejado claro que la celebración de este sábado refleja las distancias entre las comunidades que conforman Bosnia. "En el sufrimiento y en la celebración, siempre hemos estado en lados distintos. Eso habla del pasado de Bosnia pero también de su presente", ha asegurado.

 

Los líderes políticos serbobosnios rendirán homenaje este sábado a Gavilo Princip, el hombre que asesinó el 28 de junio de 1914 al archiduque Francisco Fernando, el heredero al trono de Austria-Hungría, un magnicidio que precipitó el comienzo de la Primera Guerra Mundial.

 

Un siglo después de aquel crimen que ha marcado la historia europea y mundial, Bosnia celebra dos actos radicalmente distintos para recordar el suceso: el homenaje en recuerdo del asesinado príncipe heredero en Sarajevo, organizado por las autoridades bosniacas (bosnias musulmanas) y croatas, y la conmemoración por Princip en Visegrado por parte de las autoridades serbobosnias, que lo consideran un personaje histórico porque puso fin a la dominación austrohúngara en el país balcánico.

 

En Sarajevo, las autoridades bosniacas y bosniocroatas han organizado un concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena, que interpretará piezas de Haydn, Schubert, Brahms y Ravel, para recordar la figura del heredero del trono de Habsburgo.
 

 

El mismo día pero en el extremo oriental de Bosnia, en la localidad de Visegrado, bañada por el río Drina, las autoridades de la República Srpska serán las anfitrionas de un concierto de homenaje a Gavrilo Princip, al que muchos serbios y serbobosnios consideran un héroe porque puso fin a siglos de ocupación en los Balcanes. Tanto los líderes políticos de la vecina Serbia como los de la República Srpska, la entidad serbia de Bosnia, se han negado a participar en los actos conmemorativos en Sarajevo en memoria del archiduque Francisco Fernando.

 

El argumento que han esgrimido para no participar en este acto es que los bosniacos y los bosniocroatas pretenden presentar a Princip como un terrorista nacionalista y culpar a los serbios de todas las guerras que sufrieron los Balcanes en el siglo XX, empezando por la contienda mundial.

 

RECREACIÓN DEL ASESINATO

 

En lugar de asistir al homenaje en la capital bosnia, al que ya han confirmado su asistencia líderes de otros países como el presidente de Austria, Heinz Fischer, los líderes serbobosnios celebrarán su propio acto conmemorativo en Visegrado, donde un grupo de actores recreará el asesinato del archiduque y el juicio contra el joven Princip, que murió de tuberculosis en una cárcel meses antes de que acabara la Primera Guerra Mundial.

 

El organizador de las conmemoraciones de Visegrado, el director de cine serbobosnio Emir Kusturica, ha asegurado que el asesinato del príncipe heredero austrohúngaro marcó el "inicio de la liberación de la servidumbre y la esclavitud".

 

"No sé por qué todo el mundo celebra el día en el mismo lugar cuando lo ven de forma tan diferente", ha asegurado, en declaraciones a Reuters, el famoso director serbobosnio nacido en Sarajevo en una familia bosniaca y que se convirtió hace años a la religión ortodoxa.

 

UN SIGLO DE PAZ TRAS UN SIGLO DE GUERRAS
 

A pesar de las diferencias entre serbobosnios, bosniocroatas y bosniacos, los actos del sábado en Sarajevo se cerrarán con un musical al aire libre en el que participarán 280 intérpretes de toda Europa, incluidos serbios, bajo el título 'Un siglo de paz tras un siglo de guerras'.

 

"Nos gustaría empezar simbólicamente con este nuevo siglo con un acto artístico sobre la paz y el amor", ha afirmado el director Haris Pasovic. "Representamos una generación más joven", ha afirmado el estudiante serbio de Teatro Uros Mladenovic. "Estas personas siguen con la misma idea básica de la victoria de la paz y la vida sobre todas las cosas que han ocurrido", ha explicado.

 

Tras el asesinato del príncipe heredero, los austrohúngaros atacaron Serbia un mes más tarde y las grandes potencias se adentraron en la Primera Guerra Mundial, en la que murieron más de diez millones de personas.

 

La Biblioteca Nacional, que fue incendiada por los serbobosnios en 1992 durante el asedio de Sarajevo en la guerra de Bosnia (1992-1995) y que ha reabierto sus puertas el pasado mes de mayo, acogerá este sábado uno de los actos principales de la conmemoración.

 

"Pensé en ir a Sarajevo", ha contado el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, en declaraciones a al prensa. "Se supone que iba a estar junto a una placa que habla de los "agresores fascistas serbios". Lo siento, pero con el debido respeto, no puedo", ha explicado.
 

Muchos bosniacos y bosniocroatas ven la ocupación austrohúngara como un periodo de progreso y consideran a Princip como un nacionalista serbio movido por las mismas ideas que llevaron la limpieza étnica a los Balcanes en los años 90.