"Ser nombrado cardenal no supone ser un príncipe de la Iglesia sino un servidor especial", dice Blázquez

Ha explicado que su designación como nuevo purpurado "significa un reconocimiento, una manifestación de afecto y de esperanza para todos".

El arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, ha aseverado este jueves que ser nombrado Cardenal no supone "ser un príncipe de la Iglesia" sino ser "un servidor especial", como así se lo ha hecho saber el Papa a través de una carta a los quince nuevos purpurados que van a ser nombrados este sábado en Roma.

 

Blázquez, en una entrevista concedida al programa 'La Mañana' de Cadena Cope recogida por Europa Press, ha explicado que su designación como nuevo purpurado significa "un reconocimiento, una manifestación de afecto y de esperanza para todos" al tiempo que ha querido agradecer al Papa la confianza que ha depositado en él

 

De hecho, el arzobispo de Valladolid ha manifestado su disposición de ponerse al servicio "de todos" al tiempo que ha pedido que la nueva "colaboración" que le ha pedido el Papa "pueda cumplirla con dedicación, sentido de comunión y humildad".

 

Por otro lado, el prelado vallisoletano ha tachado de "entrañable" la carta que el Pontífice envío a los que serán designados el sábado nuevos cardenales y ha precisado que "es el estilo propio" del Santo Padre, "con una cercanía cordial" en la que explicaba que ser cardenal "no es ser un príncipe de la Iglesia sino un servidor especial, junto al Papa que es el siervo de los siervos de Dios".

 

Así, el presidente de la Conferencia Episcopal Española ha aseverado que el papa "es un don de Dios, un regalo" para la Iglesia y para toda la Comunidad, al tiempo que ha subrayado que el Santo Padre "tiene una trayectoria ya tiene marcada" que espera que continúe "para el bien de todos".

 

"Es una persona muy identificada con su ministerio y con una gran capacidad de comunicación, de gestos y de decisiones que adopta", ha aseverado Blázquez, por lo que ha insistido en que el Papa es un "referente importante" ya que, según sus propias palabras "no hay muchas personalidades que marquen el camino hacía el futuro y él siempre recuerda que hay que construir un futuro".

 

"En situación complejas e incertidumbres" es importante que haya alguien "que marque un horizonte de luz" ha asegurado Blázquez, quien ha manifestado que continuará en la Diócesis de Valladolid "con mucho gusto".